Leonardo Padura y el arte de novelar

Colaboración editorial de la librería El Candil en Ponce. Para detalles de esta y otras publicaciones, llame al 787-242-6693.

Foto suministrada

El escritor Leonardo Padura (La Habana, 1955), el autor cubano más vendido en el mundo, nos ofrece en Agua por todas partes una interesante mirada a su quehacer novelístico.

“Escribir nunca es fácil. Pretender ser escritor resulta casi una locura. O una condena. Ser un escritor habanero implica, además, un reto”, afirma.

Su debut como escritor se dio con el cuento y la crítica literaria. Para la década de 1990, hace su incursión en la novela policiaca, lo que deviene en una serie con el afamado detective Mario Conde como protagonista.

Agua por todas partes se divide en tres secciones, en la primera de las cuales desarrolla el tema de la insularidad y cómo esta se vive y se reafirma cotidianamente desde la perspectiva del Malecón habanero.

Conciencia isleña que tiene sus efectos positivos y negativos en la psiquis de los habitantes. Como aficionado del béisbol, también incluye aquí el tema de este deporte: “El béisbol es un deporte estratégico en el cual, cuando parece que no está ocurriendo nada, puede estar sucediendo lo más importante”.

En la segunda parte, titulada “¿Para qué se escribe una novela?”, entre otros temas, desarrolla el de la creación de personajes.

Incluye, además, unos comentarios sobre su novela El hombre que amaba a los perros, basada en León Trotsky y su asesino Ramón Mercader. La sección cierra con un ensayo sobre la finalidad del escribir novelas.

El libro termina con una sección donde encontramos ensayos sobre la obra de Alejo Carpentier, El siglo de las luces, y sobre el dramaturgo, poeta y ensayista cubano Virgilio Piñera.

En el prólogo al libro, fechado en Mantilla, Cuba en septiembre de 2018, explica Padura el por qué escribe desde Cuba a la par que expresa su confianza en que los textos de este libro “ayuden a entender cómo vivo, cómo escribo, por qué pertenezco”.