Legisladores del PIP califican como “humillación colonial” determinación de jueza federal

Foto suministrada

El Capitolio – Los legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez y Denis Márquez Lebrón, reaccionaron el martes, a la determinación de la jueza Laura Taylor Swain, de desestimar las demandas presentadas por el gobierno de Puerto Rico y la Asamblea Legislativa en la que se alegaba que la Junta de Control Fiscal  (JCF) se había extralimitado en el ejercicio de los poderes que recibieron de la Ley Promesa, no es otra cosa que la más reciente humillación colonial.

“Es otro insulto que se suma a la larga caravana de humillaciones previas. Si algo ha quedado demostrado es que la ruta a seguir para enfrentar a la Junta y el sistema colonial que permite su imposición no son los tribunales. Si se quiere acabar con esta humillación es necesario tomar la ruta de la confrontación política ante el gobierno de los Estados Unidos”, dijo Dalmau Ramírez en declaraciones escritas.

El portavoz senatorial del PIP destacó que su Partido ha sido el único que ha propuesto un Plan de Acción Política concertado del liderato político del país para acudir en conjunto a los círculos de gobierno de los Estados Unidos para exigir el fin de la JCF y el fin del colonialismo.

“Es el momento de empujar e insistir en la articulación de una estrategia común entre el liderato de los partidos políticos para exigir ante múltiples foros en los Estados Unidos el fin de la Junta de Control Fiscal y el colonialismo que nos subyuga. Los americanos no responderán al reclamo descolonizador con pleitos ni embelecos judiciales. Es momento de crear la crisis desde Puerto Rico mediante la adopción de un mecanismo procesal que nos permita, a todas tendencias ideológicas, ir en conjunto a confrontar al congreso y al gobierno estadounidense para que cumpla con su responsabilidad descolonizadora”, reiteró Dalmau Ramírez.

Por su parte, Márquez Lebrón sostuvo: “La decisión de la jueza Swain, que representa a un tribunal extranjero, en un idioma extranjero, es en sí misma el reflejo de nuestra realidad colonial. Pretender resolver un asunto político como el de Puerto Rico en los tribunales es una acción inconsecuente pues el actual modelo de subordinación política está diseñado para que el interés de la metrópolis prevalezca sobre el de la colonia”.

“La desestimación de la demanda que radicó el Gobierno y la Asamblea Legislativa -alegando que la Junta de Control Fiscal ha excedido los poderes otorgados bajo Promesa- ejemplifica como ya lo hemos planteado esa realidad política y colonial. En múltiples ocasiones en las vistas públicas del proyecto de presupuesto y en el hemiciclo advertimos de los poderes que tiene la Junta sobre todos los asuntos del país. Ese inmenso poder que emana de la Ley Promesa es consecuencia directa del poder del Gobierno de los Estados Unidos sobre la colonia”, añadió.

Dalmau Ramírez señaló que el PIP está a la espera de que el Gobernador nombre a una persona enlace para que lo represente en el comité coordinador que articulará la agenda y los esfuerzos del Plan de Acción Política. Ya el PIP designó al licenciado Fernando Martín y el Partido Popular Democrático (PPD), designó a su secretario general, Charlie Delgado.