Las protestas por recortes a la Universidad de Puerto Rico cumplen un mes

Foto: EFE / Thais Llorca

Las protestas que se llevan a cabo varios en varios recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en contra de los recortes de $512 millones de dólares en diez años impuestos por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para la isla cumplen hoy su primer mes sin que se vislumbre una solución a corto plazo.

El vicepresidente del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras de la UPR, Jorge Rivera, señaló a Efe que después de un mes de paralización de ese recinto, el más importante de toda la isla, cree que se han conseguido avances gracias a un comité de mediación compuesto por miembros de todo el ámbito universitario.

Rivera, sin embargo, no dio información de datos concretos ni sobre la posibilidad del fin de la huelga y la vuelta a la normalidad académica, rota por un paro apoyado principalmente por los estudiantes.

En cuanto a quién debe tomar decisiones para que acabe la huelga, sostuvo que si bien la JSF, entidad federal de control que establece La Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés), es la responsable de los recortes universitarios.

“Hay mucho en manos de la dirección universitaria”, puntualizó Rivera, tras aclarar que la JSF dejó en manos de algunas entidades, como en este caso la UPR, la realización de sus propios planes fiscales, lo que pone en la dirección universitaria la facultad de tomar decisiones fundamentales de naturaleza económica como las tasas.

El líder estudiantil dijo en cuanto a la paralización en el acceso al programa federal de becas Pell, destinado a estudiantes de bajos recursos, a causa de la huelga, que hay que dejar claro que no se perderán, sino que se interrumpe el proceso administrativo de acceso a esas ayudas temporalmente.

Matizó que una vez termine la huelga el programa se restablecerá cuando se solicite su nueva puesta en marcha.

Rivera también se pronunció sobre los exámenes que deberían celebrarse en breve para asegurar que cuando comenzó la huelga ya se había cumplido con cerca del 50% del semestre académico, lo que quiere decir que, en su opinión, podrían recuperarse parte de las clases si la protesta terminara.

Aunque la paralización universitaria se mantiene en los once recintos de la UPR, el rector del Recinto de Carolina, Moisés Orengo Avilés, informó hoy de que el actual receso académico culminará el próximo 1 de mayo y al día siguiente se reanudarán las clases en ese recinto.

Avilés indicó que la medida responde a la decisión del Consejo General de Estudiantes de ese recinto tomada en una asamblea extraordinaria celebrada el lunes.

Los estudiantes de los once recintos de la UPR mantienen desde el pasado día 6 una huelga indefinida en contra de los recortes de entre los $450 y $520 millones de dólares que la JSF propone para el presupuesto de la entidad educativa.

Además del rechazo a unos recortes que los estudiantes entienden hacen inviable mantener unos niveles de calidad educativa mínimos, también exigen la renuncia de la presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández.

La funcionaria ha justificado su decisión de mantenerse en el cargo por tratarse de su deber en un momento de gran incertidumbre como el actual.

En cuanto a los últimas novedades relacionadas con el tema hoy se dio a conocer que profesores del recinto de Humacao de la UPRH aprobaron en asamblea apoyar la huelga y reforzar la participación de los docentes en los accesos a la institución.

Además, el rector del Recinto de Mayagüez, John Fernández, puso en marcha el pasado fin de semana una campaña en redes sociales para presionar al Ejecutivo y la JSF para que se rectifiques los millonarios recortes.

Profesores universitarios se han organizado también bajo el nombre de Profesorxs Autoconvocadxs en Resistencia Solidaria (PAReS) para mostrar su oposición a los rectores de la UPR que como denuncian aceptan los recortes impuestos por la JSF.