Las Carolinas sufren las primeras consecuencias de llegada del huracán Dorian

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó a las 8:00 de que Dorian llegaría fortalecido a categoría 3 y con vientos máximos sostenidos de casi 115 millas por hora tras dejar atrás Florida y Georgia

foto: NOAA

Washington – Los estados de Carolina del Sur y Carolina del Norte han sufrido las primeras consecuencias de la inminente llegada del huracán Dorian, con más de 200,000 cortes de electricidad y cientos de calles bloqueadas, informaron hoy las autoridades locales.

A primera hora de la mañana, la División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur (SCEMD, en sus siglas en inglés) advirtió de que se registraron más de 200,000 interrupciones del servicio eléctrico a lo largo de la costa de ese estado por cuantiosas lluvias y vientos fuertes.

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó a las 8:00 de que Dorian llegaría fortalecido a categoría 3 y con vientos máximos sostenidos de casi 115 millas por hora tras dejar atrás Florida y Georgia.

A esa hora, Dorian se encontraba a 70 millas al sur-sureste de Charleston (Carolina del Sur) y a unas 170 millas al sur-suroeste de Wilmington (Carolina del Norte).

“El huracán Dorian está listo para desatar su furia en nuestro estado. Es grave y puede ser mortal”, dijo hoy el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en una rueda de prensa junto a representantes de los servicios de emergencia locales.

“Poneos a salvo y quedaos allí. No bajéis la guardia”, agregó Cooper

De hecho, algunos condados de ambas Carolinas situados en el litoral han empezado a implementar toques de queda en sus localidades para que los ciudadanos no estén en la calle en los momentos que se prevé que el huracán tenga un mayor impacto.

Según la cadena de televisión WRAL, situada en Raleigh (Carolina del Norte), varios árboles fueron arrancados de raíz y al menos un edificio sufrió daños en el condado Pender de ese estado en las últimas horas.

Por otro lado, el canal local de Fox de Carolina del Sur apuntó que más de 100 calles han sido cerradas en Charleston para evitar daños materiales mayores.

La Oficina del Sheriff del Condado de Charleston también pidió a los ciudadanos que no salgan de sus hogares a menos que sus vidas “estén en peligro”.

“Refúgiense en sus casas. Por favor, no salgan de sus casas a menos que sus vidas estén en peligro allí. #HurricaneDorian es un huracán grave de categoría 3. El viento y la lluvia son fuertes. Las líneas eléctricas, los árboles están caídos. Las inundaciones han cerrado las carreteras. No arriesguen sus vidas”, apuntó la oficina en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, señaló a última hora del miércoles en Twitter que las autoridades “aún” estaban viendo “altos volúmenes de evacuados” saliendo de Charleston, la capital de ese estado, por lo que ordenó que se modificase la dirección de las autopistas que van hacia la ciudad para que haya menos congestión en la salida.