La necesidad ante el COVID-19

Es importante identificar quiénes han sido proactivos en alzar la voz por los más necesitados

Foto: Suministrada

PUERTO RICO – El COVID-19 ha enmarcado una nueva realidad para el mundo, y para los puertorriqueños. En el caso nuestro, una realidad más dramática considerando que Puerto Rico no es el mismo desde la crisis económica, el Huracán María y los terremotos. Cuando pensábamos que era imposible enfrentar otro embate, llega la pandemia del COVID-19.

Con esta situación hemos podido ver cuán importante se va haciendo planificar nuestro país. Por un lado, tenemos estudiantes que no han podido acceder a sus clases por las barreras que enfrenta la tecnología y sus costos. También, cómo miles de personas solicitan el PAN y el desempleo. En las conferencias de prensa vemos múltiples anuncios de fondos que se harán disponibles para mitigar el impacto económico de esta crisis, pero que no han llegado a la gente.

Adicional, estamos enfrentando esta crisis sin tener las herramientas necesarias para combatirla. Ante esto, varios municipios han sido proactivos en tomar decisiones para garantizar la salud de sus constituyentes. Como si fuera poco, acaban de recibir un duro golpe con la declaración de la jueza Laura Taylor Swain, de que la Ley 29 -exime a los municipios de aportaciones a retiro y pago de tarjeta de salud- no cumple con el plan fiscal.

En el gobierno central, hemos visto medidas importantes y certeras, pero también hemos visto cómo a personas no les tiembla el pulso para intentar beneficiarse económicamente del dolor de la gente.

La crisis de salud que ha generado el COVID-19 es combatible, si se tienen las pruebas necesarias para generar resultados y hacer proyecciones epidemiológicas. Lamentablemente, el Secretario de Salud, Dr. Lorenzo González ha admitido al Centro de Periodismo Investigativo que con los números que están haciendo proyecciones algunos están incorrectos.

Además, vemos cómo intentaron hacer un tumbe con una compra multimillonaria para adquirir un millón de pruebas con una compañía que no tenía historial en venta de equipo médico.

Mientras esto sucede, tenemos que identificar la necesidad ante el COVID-19. Por un lado el Departamento de la Familia ha recibido sobre 70 mil solicitudes del PAN, de las cuales se han evaluado alrededor de 15 mil.

Por otro lado, el Departamento del Trabajo -al 2 de abril- ha recibido 131,957 solicitudes por desempleo. Esto es sin duda, un reflejo de la necesidad que está ocurriendo en estos momentos en nuestro país.

Ante esta situación es importante reflexionar qué conversaciones tendremos como país luego de esta pandemia.

También, identificar quiénes han sido proactivos en alzar la voz por los más necesitados, ya que como demuestran los resultados de solicitudes no se han establecido metas claras para agilizar los procesos.

Estos momentos que estamos viviendo son duros. No tenemos acceso directo a nuestros familiares, estamos viendo las limitaciones educativas y tecnológicas de nuestros estudiantes, y viendo la desesperación económica que están viviendo los hogares puertorriqueños.

Es hora de que las autoridades gubernamentales centren todos sus esfuerzos en atender las necesidades que ha generado esta crisis, sin buscar favorecer a grupos ni intereses. Que establezcan un plan para maximizar la capacidad de tramitación de solicitudes y pruebas. Solo así podremos vencer esta adversidad.