La Guardia Costera repatria a 90 dominicanos tras viajes ilegales cerca de Puerto Rico

El cúter Richard Dixon completó el proceso de repatriación durante una cita con un buque de la Armada de la República Dominicana cerca de Punta Cana, República Dominicana.

foto: Cybernews

SAN JUAN – El patrullero de la Guardia Costera Richard Dixon repatrió a 90 dominicanos a la República Dominicana el domingo por la tarde, luego de una interdicción de tres viajes ilegales cerca de Puerto Rico.

“Estas interdicciones exitosas fueron posibles gracias a la excelente coordinación y colaboración entre la Guardia Costera y nuestros socios locales y federales dentro del Grupo Interagencial Fronterizo del Caribe. Juntos, estamos listos y respondemos diariamente para proteger la frontera marítima de nuestra nación de viajes ilegales y otras amenazas existentes”, dijo el comandante Beau Powers, jefe de respuesta del Sector San Juan en declaraciones escritas.

“¡A cualquiera que esté pensando en participar en un viaje ilegal, le instamos a que no se haga a la mar! Su vida y la vida de todos los demás que participan en el viaje estarán en gran peligro. Las condiciones del estado del mar del Pasaje de Mona son peligrosas y bastante impredecibles, especialmente para estas embarcaciones improvisadas extremadamente sobrecargadas que, en la mayoría de los casos, no están en condiciones de navegar y no tienen equipo de salvamento a bordo”, añadió.

El patrullero de la Guardia Costera Winslow Griesser interceptó el primer viaje ilegal el jueves por la mañana, después de que la tripulación de una aeronave de Aduanas y Protección Fronteriza de la Marina detectara una embarcación improvisada de 30 pies, aproximadamente a 25 millas náuticas al noroeste de Aguadilla.

El cúter Winslow Griesser interceptó un segundo viaje ilegal el viernes por la mañana, después de que la tripulación de una aeronave de Aduanas y Protección Fronteriza de la Fuerza Marítima detectara una embarcación improvisada de 24 pies, aproximadamente a 24 millas náuticas al norte de Aguadilla.

El patrullero de la Guardia Costera Richard Dixon interceptó el tercer viaje ilegal el sábado por la tarde, después de que la tripulación de una aeronave de Aduanas y Protección Fronteriza de la Marina detectara una embarcación improvisada de 26 pies, aproximadamente a 45 millas náuticas al norte de Aguadilla.

Una vez a bordo de un patrullero de la Guardia Costera, las personas interceptadas reciben alimentos, agua, refugio y atención médica básica. Durante las interdicciones, los miembros de la tripulación de la Guardia Costera estaban equipados con equipo de protección personal para minimizar la posible exposición a cualquier posible caso de COVID-19.

El cúter Richard Dixon completó el proceso de repatriación durante una cita con un buque de la Armada de la República Dominicana cerca de Punta Cana, República Dominicana.