La Católica anuncia el regreso escalonado a labores administrativas

Además informaron de ajustes operacionales

Suministrado

PONCE – Ante la nueva realidad que vive el país frente a una pandemia , la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) anunció hoy los ajustes operacionales y el regreso escalonado a las labores administrativas en sus recintos de Ponce, Mayagüez y Arecibo.

Los sucesos naturales que ha enfrentado el país han obligado a la Institución a determinar cambios en la operación y estructura organizacional.

Recientemente, el presidente de la Universidad, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, anunció que la labor académica continuaría de forma presencial remota o en línea durante los periodos de verano y el semestre de agosto y, al menos, hasta diciembre.

Según explicó el licenciado José Frontera Agenjo, vicepresidente de Asuntos Administrativos de la PUCPR, “esta determinación ha conllevado una restructuración administrativa y presupuestaria, además de una evaluación de los servicios directos a los estudiantes, la facultad y la comunidad externa. A estos efectos, hay unidades institucionales que no tienen tareas específicas que realizar durante estos períodos y otras que requieren un menor número de empleados. Ha sido necesario, como parte de ese proceso, realizar consolidaciones de departamentos académicos y en otros casos la suspensión de empleo y sueldo de cerca de setenta compañeros administrativos y la reducción de jornada a tarea parcial para otros quince. Estas medidas fueron efectivas el 1 de julio de 2020”.

El Lcdo. Frontera Ajenjo señaló que al personal sujeto a suspensión de empleo y sueldo y no a cesantía “se le mantendrá una reserva de empleo conforme dispone la ley vigente”.

Añadió que la Universidad mantendrá la aportación patronal al plan médico institucional hasta el 31 de diciembre de 2020, así como el beneficio de exención de matrícula para el empleado, su cónyuge y sus hijos.

“En la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico siempre hemos procurado mantener los estándares más altos de calidad en la enseñanza y el servicio. Sabemos que nuestro personal docente y administrativo ha sido clave en poder lograrlo. Por eso, en la medida en que ha sido posible, hemos mantenido, a pesar de las adversidades, nuestra plantilla laboral. Más aún, en períodos en que no fue posible trabajar, como luego de los huracanes y los terremotos mantuvimos el pago de salarios a todo el personal. Igualmente, en períodos de feriados y concesiones, como los de Navidad, hemos dado los días con paga sin cargo a licencias”, acentuó.

Asimismo, el vicepresidente indicó que “La Junta Administrativa de la Universidad también decidió, conforme a la orden ejecutiva más reciente de la gobernadora de Puerto Rico, un regreso escalonado a las labores presenciales administrativas comenzando el próximo lunes 6 de julio en los recintos de Mayagüez y Arecibo y empleados de tecnología y telecomunicaciones del recinto de Ponce. A partir del lunes 13 de julio, en el recinto de Ponce deberán reintegrarse otro grupo de empleados”.

Frontera Ajenjo explicó que el orden de regreso está sujeto a que se mantengan todas las medidas de salubridad que garanticen la seguridad de todos en sus labores presenciales.