La Cantera rememora a su hijo predilecto

El tributo musical de este sábado contará con la participación especial de los salseros Pedro Brull y Tito Cruz, así como las orquestas Abran Paso y SalsaMora.

Foto archivo

Los éxitos del más célebre salsero, sonero y bolerista de la comunidad Cantera de Ponce volverán a resonar este sábado en la avenida que lleva su nombre, para obsequiar al país otro Homenaje Musical a Pete “El Conde” Rodríguez.

El tributo póstumo, que cumplirá en el 2020 su vigésima edición, contará este año con la participación especial  de los salseros Pedro Brull y Tito Cruz, así como las orquestas Abran Paso y SalsaMora, confirmó Jorge “Peewee” Borrero Muñiz, principal gestor del encuentro.

Como de costumbre, el junte dará inicio a las 8:00 de la noche y contará con el apoyo logístico de vecinos de La Cantera, quienes apoyan el homenaje con el montaje de la tarima, seguridad y venta de refrigerios.

Latente entre sus calles

El Conde nació en La Cantera de Ponce el 31 de enero de 1933, como Pedro Juan Rodríguez Ferrer. Se destacó en el ámbito musical como cantante, percusionista y director de orquesta.

Perteneció a la Fania All Stars y formó uno de los binomios más famosos de la salsa junto a Johnny Pacheco.

Falleció mientras dormía en su hogar del Bronx en Nueva York, el 2 de diciembre de 2000, víctima de un paro cardiaco. Tenía 67 años de edad.

No obstante, diez años antes disfrutó de un homenaje en su honor. Ocurrió en su barrio natal, en el año 1990, y el cierre estuvo a cargo de su orquesta.

“Llegó vestido de blanco, impecable. Esa noche cantó todos sus éxitos, habló de sus recuerdos y no se quería ir. Fue una noche mágica”, recordó Borrero Muñiz en una entrevista previa con La Perla del Sur.

El 7 de septiembre de 1996, también pudo festejar en el Teatro La Perla su prolífica trayectoria musical con el espectáculo “35 años de realeza”.

A la cita se unieron estrellas como Johnny Pacheco, Papo Lucca y La Sonora Ponceña, Andy Montañez, Bobby Valentín, Los Guayacanes de San Antón y Ruth Fernández, anota Miguel López Ortiz en el portal de la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Su poderío vocal, su estilo, presencia y don para el soneo lo convirtieron en leyenda de la salsa, tanto en Puerto Rico como Suramérica.