Juntos perpetúan la sonrisa y legado de Sor Isolina

La obra fue creada por los artistas urbanos Juan Luis “Manwe” Cornier Torres y Sharon “Sh Marto” Martínez.

El centro educativo Trinity College inauguró un mural de arte urbano en un espacio destinado al esparcimiento y relajación de su comunidad estudiantil.

La excepcional obra fue creada por los artistas urbanos Manwe (Juan Luis Cornier Torres) y Sh Marto (Sharon Martínez), con el apoyo de un grupo de estudiantes adscritos al Club de Orientadores de la institución.

“Las imágenes son el lenguaje universal, una idea y un solo pensamiento. En esta ocasión nos basamos en la frase que sirve de título a la obra, ‘Sembrando Semillas’, que a su vez es el mensaje principal de la labor de Sor Isolina Ferré”, expresó Manwe. “Estas dos paredes narran una misión y una visión de un proyecto social que vive aquí en Ponce y en muchos otros lugares de Puerto Rico”, resaltó.

La obra proyecta a Sor Isolina, fallecida en el año 2000 a los 85 años de edad, como un árbol frondoso cuyas ramas son los niños y habitantes de la comunidad La Playa de Ponce.

En el mural, además, los niños son semillas que, posteriormente, se convertirán en árboles que también darán frutos.

“Los colores e imágenes que se presentan en esta segunda pared indican que somos arena, somos playeros, somos de aquí y Sor Isolina es nuestra guía”, añadió Sh Marto al explicar la obra.

“Sor Isolina siempre decía que era puertorriqueña, pero que quería ser primero playera, en total referencia a su presencia en esta comunidad que nos abrazó hace 47 años”, interpuso Sor Rosita Bauzá.

Causalidad del destino

Fue Marianela Rivera Irizarry, intercesora académica y líder del Club de Orientadores en Trinity College, quien un día observó a los artistas realizar una de sus obras en este sector de La Playa de Ponce. Marianela les contó su idea y el binomio de artistas de inmediato aceptó el reto.

Sor Isolina siempre insistía en la necesidad de “ír sembrando semillas” en el quehacer de una vida en comunidad. Era fiel creyente en que esa acción era fundamental para el rescate de los barrios, de la ciudad y de un país. Y ese fue el punto de partida de estos artistas de renombre nacional para transformar una idea en una gran obra de arte.

Para los seguidores de la obra de Sor Isolina el lema “Sembrando semillas” es también luz, es armonía y es paz.