Juno Commercial Printing

Tras iniciar operaciones al inicio de la década del 80, el periódico La Perla del Sur recurrió a varias compañías impresoras, en búsqueda de una que garantizara su permanencia como semanario y que le permitiera alcanzar su misión como medio informativo vital para los miles de lectores ávidos de una publicación regional en Ponce y la zona Sur de Puerto Rico.

No obstante, el 2 de febrero de 1993, el empresario Juan J. Nogueras de la Cruz dio un dramático paso de avance en esa dirección, al inaugurar la empresa JUNO Commercial Printing: el centro de operaciones de la primera impresora rotativa activa en Ponce en 23 años, ya que la última había sido desarticulada en el 1970 con la partida a San Juan del periódico El Día.

Con sólo ocho empleados, quienes no contaban con experiencia previa en impresoras rotativas de periódicos, se inyectó vida y energía a este ambicioso proyecto, el cual -en poco tiempo- también sirvió de aliado para otros periódicos regionales, empresarios y comerciantes que dependían de la limitada disponibilidad de compañías impresoras de la Capital para imprimir sus publicaciones.

De esta forma, JUNO Commercial se transformó en la impresora del semanario de mayor penetración en la región –La Perla del Sur-, que publica cerca de 77 mil ejemplares con más de 80 páginas de noticias locales, nacionales, culturales, educativas, deportivas y de entretenimiento, junto a otra decena de publicaciones periódicas de todo el país.

No conforme con esto, ahora esta empresa de capital ponceño se aproxima a otro trascendental logro: adquirir y operar una segunda impresora rotativa de alta tecnología, que le permitirá alcanzar mayor rapidez, capacidad y definición de proyectos, incrementando notablemente la capacidad de la empresa para ofrecer a sus clientes mayor calidad en sus impresos comerciales y regionales.

De esta forma, tanto el periódico La Perla del Sur como su empresa impresora JUNO Commercial y su centenar de trabajadores, consolidarán su posición de liderazgo en toda la Isla y viabilizarán una nueva y próspera etapa de desarrollo, manteniendo intacta la filosofía de su fundador: exaltando mensajes positivos que promulgen los valores y el porvenir de toda la comunidad sureña del país.