Juan Dalmau explica su rechazo a privatización de la AEE

Aseguró que significará “un golpe mortal” para los abonados residenciales y comerciales del país

foto: EFE / Thais Llorca / Archivo

EL CAPITOLIO – El candidato a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, condenó el martes el acuerdo para privatizar la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) anunciado por la gobernadora y aseguró que el mismo no resolverá los problemas de la corporación pública y significará “un golpe mortal” para los abonados residenciales y comerciales del país.

“He dicho que en esta elección los electores deben evaluar los candidatos por historial y carácter. Siempre he sostenido que las utilidades públicas de AEE y Acueductos son un derecho humano que no deben estar sujetas al mercado y la privatización con fines lucrativos. El acuerdo que ha hecho el gobierno con la Junta de Control para privatizar la distribución y transmisión energética es malo para el pueblo de Puerto Rico”, sentenció el también senador independentista en comunicación escrita.

Puntualizó que “lo anunciado por la gobernadora es el último eslabón en una larga cadena de acciones perpetradas por gobiernos populares y penepés contra la AEE para justificar su privatización. Resulta indignante que los mismos que por años han venido destruyendo esta corporación con sus ineptas administraciones, dejándola sin personal, recursos y materiales para que sus empleados puedan realizar eficientemente su trabajo, ahora traten de justificar su privatización. Esto es el resultado perverso de la incompetencia administrativa de gobiernos populares y penepés, para entregar a manos privadas uno de los principales activos de nuestro país”.

“Este gobierno le entregó a una corporación extranjera la administración de un servicio esencial y necesario para todos, residentes y comerciantes. El impacto será aumento en las facturas, ya no solo por la determinación del acuerdo de la Juez Swain sobre la AEE en la fase de la generación, sino porque ahora la distribución se privatiza. Son dos aumentos señalados que causan enorme daño al bolsillo de los consumidores residenciales y aumenta los costos operacionales de los pequeños y medianos comerciantes”, concluyó el senador independentista.