JSF pide al Tesoro que apruebe el plan de Puerto Rico para desembolso de $1,200

foto: Cybernews

SAN JUAN – La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko, pidió al Departamento del Tesoro de Estados Unidos que apruebe el plan del Gobierno de Puerto Rico que permita la llegada de la ayuda federal prometida por el presidente de EE.UU., Donald Trump, de 1,200 dólares para paliar el COVID-19.

Jaresko envió una carta al Departamento del Tesoro fechada este viernes en la que pide la aprobación del plan del Ejecutivo de San Juan, después de que salieran a la luz discrepancias sobre quién debía ser responsable del envío final de las ayudas a los contribuyentes.

La directora ejecutiva de la JSF indica en la carta remitida al subsecretario de Política Fiscal del Departamento del Tesoro, David Kautter, que para acelerar el proceso la JSF autorizó el desembolso de 400 millones de dólares para que comience el envío del dinero a los contribuyentes una vez aprobado el plan.

El dinero será reembolsado al Fondo General de Puerto Rico tras la llegada de los fondos federales.

Jaresko subraya que la llegada del dinero es fundamental para la economía de la isla caribeña una vez que la población está en sus casas confinada sin posibilidad de trabajar a causa de las órdenes ejecutivas del Gobierno local.

El secretario de Hacienda, Francisco Parés, había señalado que la agencia que lidera no ha recibido todavía los fondos, ya que estos llegan una vez que el Tesoro federal aprueba el plan de distribución establecido en cada territorio de EE.UU., en este caso por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

El funcionario defendió que Hacienda está lista para llevar a cabo su parte organizativa, lo que incluye identificar a los contribuyentes, quienes debían aportar una cuenta de banco para recibir el dinero, algo que ha provocado y disuadido a quienes, principalmente, mantienen deudas fiscales.

Parés subrayó que se sometió ya al Gobierno federal el plan que solicitaron sobre cómo repartirán los fondos a nivel local, pero que este no ha sido certificado por el Gobierno federal.

Una de las razones para que el dinero no haya llegado todavía al bolsillo del contribuyente es porque el Gobierno federal prevé el desembolso de los fondos al Ejecutivo local para que la agencia que lidera Parés sea la encargada de toda la distribución, mientras que las autoridades de San Juan quieren que el Servicio de Rentas Internas (IRS, en inglés) sea quien se encargue de los pensionistas del Seguro Social y los veteranos del Ejército.