Joven ponceña vende pinturas para obtener fondos para estudiar veterinaria

Foto: Facebook/Mess Up Mind

PONCE – La joven ponceña Carylee Tripari emprendió hace alrededor de una semana un proyecto de pintura al que denominó Mess Up Mind. El mismo consiste en una página de Facebook donde expone sus pinturas de estilo semirrealista con la finalidad de que personas se interesen y los fondos adquiridos utilizarlos para su futura carrera en medicina veterinaria. 

Carylee pinta desde muy pequeña y es toda una artista plástica autodidacta quien ha ido aprendiendo con el pasar de los años gracias a que su mamá le conseguía los materiales para pintar y expresar sus pensamientos mediante este arte. 

La página Mess Up Mind debe su nombre a que Carylee padece de ansiedad. “Mi mente siempre está en todos lados y lo primero que hago en esos momentos es pintar y pinto lo que tengo en la mente”, expresó Carylee a La Perla del Sur sobre el porqué del título. 

Mess Up Mind ya tiene cientos de likes y seguidores en Facebook e Instagram gracias a una de sus recientes pinturas sobre un perro que pintó en un canvas y que -al postearlo en la página- a muchos les gustó y lo siguieron compartiendo. La pintura del perro permanece expuesta en una de las paredes en el lugar donde Carylee trabaja como técnico de veterinaria. 

Carylee cursa su último semestre de Biomédica en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Recinto de Ponce. Sueña y anhela con todo su corazón estudiar en una escuela de veterinaria. Su primera opción es estudiar en la Universidad de Sydney en Australia y, como segunda opción, desea calificar en una universidad en Estados Unidos, ya sea en Texas, Tuskegee o Carolina del Sur. 

Esta meta podría ser posible con su ayuda y apoyo ordenando alguna pintura a través de la página Mess Up Mind en Facebook. Carylee asegura que las personas que han sido sus clientes han salido muy satisfechas con el resultado de sus pinturas. 

Explicó que el costo de la pintura dependerá del tamaño del canvas, de la complejidad del pedido y de los materiales. Igualmente indicó que el cliente, si no está satisfecho con el producto final, no está obligado a comprarlo. 

Por otro lado, informó que las entregas de la pintura pueden realizarse por correo postal o si la persona reside en el sur, se le puede hacer la entrega personalmente. 

Las personas que deseen conocer más sobre este proyecto y ayudar a Carylee a lograr su sueño de ser veterinaria, especializada en emergencias, puede buscarle y escribirle a través de sus páginas de Facebook Mess Up Mind e Instagram @mess_up_mind_19.