Jenniffer González dice le toca dar cara en el Congreso ante señalamientos de irregularidades

"Ahora no se dan cuenta que a quien le hacen daño no es al gobierno, no es a los políticos. Le hacen daño al pueblo de Puerto Rico, que es al final del camino al que se le ponen restricciones en la otorgación de fondos”, dijo González Colón en entrevista radial

Foto: Suministrada

SAN JUAN – La comisionada residente en Washington D.C., Jenniffer González Colón dijo el miércoles que es ella la que tiene que sacar la cara, ante señalamientos de irregularidades que atribuyó a un alegado plan para desacreditar a Puerto Rico en el Congreso.

Esto, luego que el congresista Chuck Grassley enviara una carta a la gobernadora Wanda Vázquez Garced reclamando información sobre las irregularidades en el Departamento de Salud (DS) incluyendo la compra de pruebas rápidas de COVID-19 y otras irregularidades como los alegados malos manejos como el contrato de Whitefish luego del huracán María, la compra de una guagua blindada, el almacén de suministros de Ponce, entre otros.

“Desconozco quien fue el autor (de la carta). Ciertamente tiene como que todas las huellas de las campañas que se hacían en el pasado para desacreditar a Puerto Rico en el Congreso. Ahora no se dan cuenta que a quien le hacen daño no es al gobierno, no es a los políticos. Le hacen daño al pueblo de Puerto Rico, que es al final del camino al que se le ponen restricciones en la otorgación de fondos”, dijo González Colón en entrevista radial (NotiUno).

Señaló que en 2017 cuando las autoridades federales diligenciaron arrestos en el área de salud, tuvo que trabajar directamente con Grassley para atenuar las restricciones que se le pusieron a Puerto Rico en materia de asignación de fondos.

“A mí es a la que me toca dar cara en el Congreso cuando estas cosas pasan. Por eso hace unas semanas atrás dije que había que tener mucho cuidado con esto, que estas investigaciones, tanto a nivel federal como estatal deben resolverse en términos de tener ya un resultado que no siga extendiendo una mancha sobre los procesos en Puerto Rico”, sostuvo la comisionada.

Afirmó que se comunicó con la gobernadora sobre el contenido de la misiva del congresista y que ésta contestará la misma y enviará los documentos precisos.

“Ella (la gobernadora) está consciente de lo importante que es que el Congreso vea que lo que está pasando en Puerto Rico no es distinto a lo que está pasando en otras jurisdicciones en este momento de la emergencia. Han habido casos en otros estados y el gobierno federal que han habido tropiezos”, dijo González Colón al reconocer que en el caso de Puerto Rico es más difícil dados las irregularidades previas que se han señalado.

Dados los señalamientos, el gobierno federal ha impuesto monitores en tres áreas como educación, salud y vivienda.

“Cada vez que hay este tipo de señalamientos en Puerto Rico, a mí se me hace más retante, más cuesta arriba buscar esos fondos y a mí es a la que me toca dar la cara”, agregó.

Sobre la compra de las pruebas de COVID-19, la funcionaria dijo que un atenuante que se le debe notificar al congresista es que la transacción no se completó y que el dinero fue devuelto al gobierno. Además, dijo es importante se adjudiquen consecuencias a los involucrados.