JCF le dice al Gobierno que no hay más tiempo que perder

“Tenemos que cambiar la forma de hacer gobierno y ese es el llamado (que se hace a través) del Plan Fiscal”, añadió José Carrión, tercero.

foto: Cybernews

SAN JUAN – El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión, tercero habló sobre la moratoria de un año concedida al Gobierno de Puerto Rico en el Plan Fiscal aprobado el miércoles y porqué entiende que en un año el Ejecutivo hará lo que no ha podido en los pasados 3 años y medio.

“Hay que preguntarnos como pueblo, ¿Qué podemos hacer distinto? Y el Plan Fiscal pide esos cambios a través de reformas estructurales, para que no nos encontremos en estas situaciones de aquí a unos años cuando los fondos federales se agoten. Esperamos que el gobierno que sea, implemente una gama de reformas estructurales para cambiar la trayectoria de Puerto Rico y promulgar el desarrollo económico, sin una dependencia absoluta a los fondos federales”, dijo Carrión tercero en videoconferencia.

“Tenemos que cambiar la forma de hacer gobierno y ese es el llamado (que se hace a través) del Plan Fiscal”, añadió.

Por su parte, la directora ejecutiva del ente federal creado bajo la Ley Promesa, Natalie Jaresko, sostuvo que no hay tiempo que perder.

“El gobierno tiene que redoblar sus esfuerzos. No hay más tiempo, se está poniendo peor, no mejor. Así que cuando se pone peor, no tenemos una salvaguarda, no tenemos el tiempo para esperar. No esperamos que lo hagan todo en un año, pero todo lo que puedan hacer en un año, tiene que hacerse, porque el pueblo de Puerto Rico no puede esperar más tiempo y la economía no puede sufrir por más tiempo”, expresó Jaresko.

Cuestionada sobre cómo los municipios procederán en esta moratoria, Jaresko contestó que “el fondo de equiparación de los municipios que el Gobierno otorga a los municipios se mantiene en 132 millones de dólares, tal y como fue en el año fiscal 2020. Esos fondos se transfirieron al CRIM (Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales) por parte del gobierno para ser distribuidos entre los municipios. No hay nada que vaya a interferir con ese proceso de distribución”.

Jaresko mencionó además la disponibilidad de 200 millones de dólares- distribuidos y en proceso- para ayudar a los municipios por los gastos incurridos como consecuencia de la emergencia del COVID-19.

“En este Plan Fiscal, hay un incentivo disponible para los municipios que voluntariamente consoliden servicios. Son 22 millones de dólares cada año (que totalizan 110 millones de dólares en cinco años) disponibles para esos municipios que voluntariamente reduzcan costos y consoliden servicios en sus regiones”, expresó.

El presupuesto que aprobará la JCF rondará los 9,400 a los 9,500 millones de dólares. Sin embargo, el objetivo será procurar que en las distintas agencias ocurran los cambios que hasta el momento no han ocurrido.

De acuerdo a la directora ejecutiva de la JCF, para el año fiscal 2024-2025, la economía llegará a un crecimiento neutro (cero).

“Puesto de la forma más simple, la economía de Puerto Rico se va a contraer por los próximos cinco años”, sentenció.