JCF impone presupuestos que causarían graves recortes en servicios a la ciudadanía

Diez municipios (de ambos partidos) fueron seleccionados por la JCF para un proyecto piloto para el manejo de presupuestos

Foto Suministrado

VILLALBA – Alcaldes y representantes de varios de los diez municipios (de ambos partidos) seleccionados por la Junta de Control Fiscal para un proyecto piloto para el manejo de los presupuestos se reunieron hoy en Villalba para discutir la imposición de los presupuestos sin consulta con los alcaldes.

“Definitivamente la Junta no conoce el funcionamiento de los municipios y eso se evidencia con los presupuestos de dos páginas que han enviado, sin el detalle que requieren los mismos y el insumo de los distintos departamentos y de las legislaturas municipales”, detalló el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, primer vicepresidente de la Asociación de Alcaldes.

“Aunque de primera mano el documento propone un aumento en el presupuesto, no se detalla el origen de los ingresos. Si el personal de la Junta se hubiera reunido con los equipos municipales, entendieran la realidad de los pueblos. Aplicar esos presupuestos causaría un grave disloque en los servicios que los municipios ofrecemos a los ciudadanos”, añadió Hernández.

El alcalde de Orocovis, Jesús Colón Berlingeri se expresó en términos de la cantidad de recortes que ha ido realizando en términos de gastos y servicios en su municipio y señaló que los números que está presentando la Junta de Control Fiscal no son correctos.

“Tenemos que reunirnos y ver todo esto en detalle, particularmente lo relativo en los ingresos”.

Por su parte, el alcalde de Comerío, Josian Santiago añadió que el tema es muy complicado para los municipios, porque “nosotros no fuimos los que causamos el problema fiscal de Puerto Rico. Es frustante ver que esta Junta, que nos cuesta tan cara, sean tan deficientes en la manera que están manejando el caso de los municipios. En el caso nuestro, nos quitan el 17% del presupuesto, pero eso no lo han hecho con las agencias del estado ni con su propio presupuesto”.

Santiago aseveró que es falso que los municipios están siendo subsidiados por el Estado, “porque aproximadamente el 20% de las labores que le corresponden al Estado, las realizamos los municipios”.

El también expresidente de los alcaldes asociados señaló que le preocupa que en medio de la recesión, se esté empobreciendo más al País, cuando una de sus obligaciones derivadas de la Ley Promesa es presentar alternativas de desarrollo económico y no lo han hecho”.

Otra de las imposiciones de la Junta es la prohibición a los municipios a la transferencia de partidas, que es un mecanismo aceptado de uso común y corriente.

“En un caso con la pandemia que tenemos ahora con el Covid-19, no hubiéramos tenido la manera de transferir fondos para la compra y distribución de desinfectantes, mascarillas y demás materiales tanto para los empleados como para distribuir en las comunidades”, detalló el alcalde de Villalba.

Mientras, el nuevo alcalde de Barranquitas, Elliott Colón Blanco, quien asumió la posición en noviembre pasado, señaló que “con esos números que está imponiendo la Junta, ciertamente nos van a llevar a la bancarrota y los que van a pagar los platos rotos son los ciudadanos en la limitación e incluso eliminación de servicios”.

El alcalde coincidió con su homólogo de Comerío en el sentido de todas las labores que los municipios realizan que son obligación del Estado, como lo es el mantenimiento de las vías públicas.

El alcalde de Quebradillas, Heriberto Vélez, señaló que urge una reunión con el personal de la Junta de Control Fiscal.

Los alcaldes señalaron además que en los presupuestos municipales se destina gran parte de los recursos a los renglones de seguridad, manejo y disposición de desperdicios sólidos, mantenimiento de carrete…