Inician campaña dirigida a erradicar la mala práctica de guiar a exceso de velocidad

Foto: Visualhunt

San Juan – El manejar dentro de los límites de velocidad permitidos por la Ley debe ser la conducta que ejerzan todos los conductores hábidos para transitar por las carreteras de nuestro país, es por lo que la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) dio el lunes, comienzo a la campaña educativa “Si no obedeces pagas”.

Esta campaña tendrá el objetivo de concienciar a los conductores sobre los riesgos y consecuencias de guiar a exceso de velocidad en las vías públicas.

“En esta ocasión el mensaje de la campaña es La vida cambia igual de rápido, Respeta los límites de Velocidad. El llamado es a obedecer las leyes de tránsito en especial lo concerniente a manejar dentro de los límites de velocidad establecidos, necesitamos que los conductores asuman su responsabilidad y creen conciencia de que las probabilidades de un choque aumentan con el exceso de la velocidad”, enfatizó la directora ejecutiva de la CST, Darelis López Rosario en declaraciones escritas.

Esto es parte del compromiso que tiene el gobernador con la seguridad de todos en las vías públicas.

Los mensajes estarán dirigidos mayormente a una audiencia de hombres entre los 18 y 36 años porque, estadísticamente son el grupo poblacional que guían a mayor velocidad.

Un dato relevante es que los choques fatales en los que se vieron involucrados esos hombres entre los 18 a 36 años, ocurrieron durante los fines de semana entre las 10:00 de la noche a 2:00 de la mañana.

La Policía Estatal, con el apoyo de los policías municipales, implementará un plan de trabajo de dos semanas con patrullaje intensivo a nivel de toda la isla, con el fin de intervenir, no sólo con los conductores que transitan a exceso de velocidad, sino también por otras infracciones de tránsito.

Entre los municipios participantes de la campaña de la CST además de la Policía Estatal se encuentran; Aguadilla, Arecibo, Barceloneta, Bayamón, Camuy, Guayama, Guaynabo, Hatillo, Florida, Morovis, San Germán, Ponce, Utuado, Cabo Rojo, Vega Baja, Yauco, Salinas y Manatí.

Una de las actividades de mayor riesgo que se practican en las carreteras alrededor de la isla es las carreras clandestinas, las cuales se llevan a cabo principalmente en horario nocturno porque hay menos tráfico a esas horas.

La multa por participar en carreras clandestinas es de $5,000 incluyendo la suspensión de la licencia de conducir por un término de 6 meses y hasta la posibilidad de cumplir cárcel.

En el caso de cualquier otra violación a los límites de velocidad la multa comienza en los $100 más $10 por cada milla en exceso.

“Entendemos que con esta campaña de orientación y la participación de la policía estatal junto a las policías municipales lograremos enfatizar a la ciudadanía que la velocidad representa un riesgo para todos en nuestras carreteras”, finalizó la licenciada Darelis López Rosario.