Informe de Salud lo confirma: Mudo el Sistema de Rastreo ante brotes de Covid en Puerto Rico

El informe oficial del Departamento de Salud detalla que el 54.8 por ciento de 11 mil personas entrevistadas con Covid apuntaron a su lugar de trabajo (25.7 por ciento), a centros comerciales (15.0 por ciento) y restaurantes (14.1 por ciento) como los tres lugares donde potencialmente se expusieron al Covid.

Foto archivo

El silencio de patronos y la poca transparencia del Departamento de Salud al proveer información incompleta y tardía sobre contagios de Covid-19 propician que brotes como el registrado la semana pasada en el Hard Rock Café de Ponce se repitan en la isla, fuera del ojo público, advirtió la epidemióloga y catedrática del Recinto de Ciencias Médicas, Cruz María Nazario Delgado.

Al cierre de esta edición, el popular restaurante acumulaba 19 casos positivos de Covid entre sus empleados y al menos tres familias de comensales figuraban como “contagiadas”, reveló a este semanario la epidemióloga del Municipio de Ponce, Karla López de Victoria Cancel.

Sin embargo, a semana y media de la clausura temporal del local, el Departamento de Salud aún no ha divulgado versión oficial sobre el asunto, ni emitido un aviso público a quienes pudieron estar expuestas al virus: un cuadro que a juicio de Nazario Delgado ilustra cómo los brotes en comercios y grandes cadenas se atienden “en privado”, sin rendición de cuentas al país.

“Muchas veces, las personas entran a un negocio sin tener una noción del riesgo elevado de contagio al que se exponen, porque si hay un brote ahí, no lo saben. El gobierno no nos da toda la información y los empresarios tampoco quieren que se diga”, advirtió la veterana epidemióloga.

“Si, definitivamente”, respondió por su parte López de Victoria Cancel, al ser abordada sobre la posibilidad de que más brotes hayan ocurrido y estén sucediendo en megatiendas, centros comerciales y restaurantes, sin conocimiento de la ciudadanía.

“Podríamos estar subestimando la cantidad de brotes que pudieran estar asociados a la actividad comercial, específicamente de estas megatiendas y lugares altamente concurridos”, reconoció.

Sin pistas valiosas

De acuerdo al más reciente informe del Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos (SMICRC), el Departamento de Salud identificó 178 brotes de Covid en 51 municipios de Puerto Rico.

De estos, 91 continúan activos y presuntamente bajo investigación.

Sin embargo, en el informe que data del el 7 de marzo al 7 de abril el Departamento de Salud no divulga dónde específicamente ocurrieron. Tampoco provee información sobre posibles brotes en otros 26 municipios que no han sometido reportes.

“El hecho de que no hagan informes no significa que no hallan brotes. No tenemos información de posibles brotes en una tercera parte de los municipios de la isla”, puntualizó Nazario Delgado.

“Queremos que la población se cuide y ponga de su parte, pero información tan básica como los lugares y negocios específicos donde se han identificado brotes de Covid no lo vas a encontrar en los informes del Departamento de Salud”, continuó.

“Si hay un brote, la gente tiene derecho a saber dónde ocurrió para así evitar ese lugar o hacerse una prueba si posiblemente estuvo expuesto, pero esa información no siempre llega a la ciudadanía”, añadió. “Con decirle a las personas que hay 10 brotes en un municipio no haces nada, si no le dices exactamente dónde y cuándo”.

¿Choque de intereses?

Nazario Delgado además opinó que el gobierno ha minimizado la divulgación de brotes en megatiendas, centros comerciales, hoteles y restaurantes, para no contradecir la política pública existente de reapertura en el sector comercial y turístico.

Por ejemplo, en el informe del SMICRC se alega que ninguno de los 178 brotes reportados durante el pasado mes ocurrió en el ámbito “laboral”, mientras que solo cinco surgieron en un entorno “social”. La mayoría de los brotes, enfatiza el estudio, se atribuyen a contagio “familiar” y “familiar comunitario”.

La información, empero, no cuadra para la catedrática del Recinto de Ciencias Médicas.

Según señaló, el mismo estudio detalla que el 54.8 por ciento de 11 mil personas entrevistadas con Covid (confirmados y probables) apuntaron a su lugar de trabajo (25.7 por ciento), centros comerciales (15.0 por ciento) y restaurantes (14.1 por ciento) como los tres lugares donde potencialmente se expusieron al virus.

Para los encuestados, los supermercados, las fábricas, los restaurantes, los hoteles y megatiendas como Walmart, Costco y Sam’s Club son las zonas donde se contagiaron con el virus.

“Es imposible pensar que, con el nivel de transmisión que hay y con lo concurrido que son esos espacios, nadie en estas megatiendas y restaurantes se haya contagiado”, argumentó Nazario Quiñones.

“El gobierno te dice que el contagio se está dando en actividades familiares, pero los mismos pacientes que están siendo entrevistados te dicen que fue en tiendas, supermercados, centros comerciales y restaurantes”, destacó.

“El sistema no está funcionando. El enfoque tiene que ser que las personas estén informadas para que puedan tomar las precauciones necesarias. No se puede estar pensando en que hay que proteger a unos negocios”, insistió.

A la merced de los patronos

Por otra parte, López de Victoria de Cancel reconoció que los sistemas de rastreo municipal no siempre logran identificar brotes en espacios comerciales, al depender en gran medida de patronos que no siempre cumplen con informar los casos confirmados y sospechosos de su plantilla laboral

“Muchas veces estas entidades no realizan un reporte a COVID-Patronos y eso impide que el sistema de rastreo y el sistema de epidemiología a nivel central tenga visibilidad de cualquier problema de salud que sea asociado a las actividades que se llevan a cabo dentro de estos establecimientos”, planteó López de Victoria.

“Cuando nosotros nos enteramos de la situación en el Hard Rock Café, fue por la preocupación de uno de los empleados. Al momento de nosotros llegar, no había ninguna notificación previa”, agregó.

Entretanto, Nazario Delgado opinó sobre lo que puede estar detrás de esta crítica falla.

“No todos los patronos quieren cerrar operaciones, porque un empleado tiene Covid. Quizás lo mandan a la casa en lo que se recupera y siguen operando. Si no tienen síntomas severos, incluso, puede pasar desapercibidos”, dijo.

“Pero cuando se depende de personas (patronos) a quienes no les conviene reportar sus casos, muchos de estos brotes van a pasar por debajo de la mesa. Así que, si no se puede confiar del todo en la información que se brinda, lo mejor es evitar estos lugares de mucho volumen de personas. Esa es la mejor recomendación”, sentenció.