Inalterada la rutina en Mercedita a pesar del coronavirus

Uno de los casos confirmados en los Estados Unidos hasta este martes se identificó en la ciudad de Nueva York, mientras que otros dos fueron constatados en el estado de la Florida: destinos con los cuales la ciudad de Ponce mantiene un fluido puente aéreo a través del Aeropuerto Mercedita.

Foto archivo

Hasta el martes de esta semana, sobre 90 mil casos de coronavirus se habían reportado a nivel mundial, concentrándose la mayoría en la República China.

Entretanto, en los Estados Unidos, ya se habían confirmado 108 diagnósticos, con siete fatalidades.

Uno de los casos positivos se identificó en la ciudad de Nueva York, mientras que otros dos fueron constatados en el estado de la Florida: ambos destinos con los cuales la ciudad de Ponce mantiene un fluido puente aéreo a través del Aeropuerto Mercedita.

Sin embargo, José Antonio Riollano Irizarry, gerente del terminal ponceño, expresó a La Perla del Sur que como aún no se ha emitido una alerta a nivel federal para vuelos domésticos, los vuelos en el terminal ponceño continúan.

“Una vez el Departamento de Salud y el CDC (Centro de Control de Enfermedades y Prevención federal, en inglés) diga que tenemos que entrar en algún protocolo como tal, estaremos activándolo e instruyendo a todo el personal para que vaya afinado con el plan de acción”, declaró.

“Hay que estar alerta y en lo sucesivo la seguridad irá incrementando, pero no hay que entrar en histeria. Es simplemente seguir las debidas precauciones y seguir las recomendaciones, tanto del CDC como del Departamento de Salud”, añadió.

Aun así, durante un recorrido este martes por la zona de entrada y salida de pasajeros, este semanario no observó la presencia de carteles, letreros, panfletos o información breve sobre el virus, ni medidas precautorias en español e inglés para minimizar contagios. Personal de seguridad asignado a laborar en el área además confirmó que no se han impartido directrices sobre este asunto.

Durante los pasados cinco años, el flujo de viajeros en este terminal se ha mantenido en una cifra cercana a los 200 mil por año.

Urge tomar en serio la amenaza

Al conocer estos hechos, la catedrática en Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico, Cruz María Nazario Delgado, optó por reclamar a la ciudadanía que reconozca este asunto como “una emergencia de salud pública”.

“La población tiene que tomar acción, igual como hicimos con los huracanes y los temblores. Lamentablemente, no podemos esperar que el gobierno atienda las necesidades que tenemos durante la emergencia”, sentenció.

“El problema que tenemos ahora mismo es que nuestro país no tiene la capacidad para hacer la prueba y eso es lamentable”, denunció además.

“Tenemos un país cercano, a la República Dominicana, que en menos de 24 horas hizo su diagnóstico (de su primer caso constatado). Nosotros tenemos que esperar y mandar la muestra a Estados Unidos y esta mañana el secretario (de Salud) dijo que se tarda entre cinco a siete días enviar la contestación, porque hay muchas personas enviando muestras”, continuó.

Este solo hecho, agudizó las preocupaciones de la doctora, ya que “ahora mismo la recomendación más importante que da la Organización Mundial de la Salud es la detención temprana para poder aislar esos pacientes y contener la transmisión en la comunidad”.

Por otra parte, Nazario Delgado criticó las expresiones del secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, en las que intentó minimizar el riesgo de que eventualmente se diagnostiquen casos en la isla, debido a la distancia y ausencia de vuelos directos a China.

“Eso de hablar de las distancias geográficas es un santo disparate. Ya no hay distancia geográfica. Ahora es acceso para tomar un avión. Hablar de distancias no es. Yo exhorto a la comunidad que se proteja”, insistió.

Más mortal que la Influenza

Para contextualizar la severidad del coronavirus, la epidemióloga lo comparó con la pandemia de Influenza que surgió en el 2009.

“Cuando empezó la pandemia de Influenza de 2009, 61 millones de personas se enfermaron, pero solamente murieron 12 mil personas -que es mucho- pero, aun así, le da una letalidad de menos de 0.02 por ciento. Quiere decir que aquella pandemia que causó tanto furor, que tanta gente salió como locos a vacunarse, era una enfermedad leve, con una letalidad bajita, que la mayor parte de las personas se curaron sin medicamentos, y con todo y eso, recordarán que en Puerto Rico causó una crisis”, recordó.

“La severidad de la Influenza de estación es 0.1 por ciento. Eso quiere decir que de los que se enferman, 0.1 por ciento muere y se ha estimado que van a morir 40 mil personas (este año)”, abundó. “Ahora estamos hablando del Coronavirus, que su severidad es 20 veces más letal que la Influenza de estación. De las personas que se infectan con el coronavirus, dos por ciento de ellas -hasta ahora- puede morir”.

“Este virus es mucho más letal y no tenemos tratamiento. Lo que tenemos que hacer es prevenir para no contagiarnos”, añadió.

Crucial la higiene

Por ello, Nazario Delgado enfatizó la importancia de ser disciplinado con una rutina de higiene personal, lo que efectivamente puede minimizar el riesgo.

“Para no contagiarnos, lo más importante es lavarnos las manos correctamente. No es meter los dedos en el agua, sacarlos, sacudirlos y ya. Usted se pone jabón suficiente en ambas manos, se frota las palmas de las manos, entre los dedos, se exprime los dedos uno por uno, se frota las uñas contra las palmas de las manos, y eso lo hace por 20 segundos”, explicó.

“Todos tenemos que preocuparnos para no enfermarnos, eso es medida de precaución de salud pública. Nadie se tiene que enfermar de algo que se puede evitar. Lo que no debemos es tener pánico”, continuó.

“La mayor parte de las personas que se enferman con el coronavirus o la Influenza no mueren, pero si las personas que tienen alguna condición crónica y las personas mayores de edad que ya tienen muchas otras condiciones están en mayor riesgo de enfermar severamente”, agregó.

Foto archivo