Impresionada presidenta AFT con protocolos de salud en escuelas

Critica que para la infraestructura no hicieron lo mismo

Foto Cybernews

SAN JUAN – La presidenta de la American Federation of Teachers (AFT), Randi Weingarten, y el presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor Manuel Bonilla Sánchez visitaron el jueves y el viernes varias escuelas- sobre todo en el área sur de Puerto Rico- para inspeccionar el proceso de regreso a clases.

“La presidenta de la AFT ya ha visitado 51 estados y vino a Puerto Rico para ver las realidades del inicio de clases, la vacunación, el protocolo y quisimos llevarla a la zona sur para que conociera de antemano cómo estaba la situación de las escuelas. Visitamos los pueblos de Ponce, Guayanilla y Peñuelas, donde ella con sus propios ojos vio las escuelas que estaban totalmente preparadas y las escuelas que estaban al punto de hacerles algunos arreglos de infraestructura”, dijo Bonilla Sánchez al llegar a la Escuela Luis Palés Matos “La Esperanza” en Puerto Nuevo para realizar un recorrido por la facilidad.

Bonilla Sánchez mencionó que han visitado 416 escuelas y de esas, 15 no están aptas.

No obstante, se comenzaron las reparaciones y se espera que las mismas estén listas en 3 semanas. Los estudiantes de esas 15 escuelas están bajo modalidad virtual hasta tanto culminen los trabajos.

Por su parte Weingarten se expresó complacida con los protocolos de seguridad, establecidos en Puerto Rico que, a su juicio, son más rigurosos que en algunos estados.

“Los protocolos son mejores que en muchos lugares en Estados Unidos. Esto no es asunto político, todos entienden que esto es un asunto de salud y protección de nuestros niños y nuestros empleados. Estoy muy impresionada con los protocolos de Salud. Sé que hay quejas con la distancia física, pero hay mascarillas y vacunas en todos lados. Eso es muy importante y estoy muy orgullosa de Puerto Rico, el Departamento de Educación y de la Asociación de Maestros por lograr eso”, expresó Weingarten.

Sin embargo, criticó el hecho de que la misma eficiencia no se pudiera copiar en el tema de la infraestructura.

“Si pudiste hacer eso, ¡por qué no puedes arreglar las escuelas! Si puedes hacer eso, puedes lograr que los maestros tengan los salarios que necesitan para que sigan dando clases en vez de irse para Estados Unidos. Los maestros necesitan mejores salarios, las escuelas necesitan mejores condiciones, necesitan materiales, necesitan internet. Hay mucha gente haciendo lo posible para que se dé un regreso escolar adecuado, pero necesitamos que el dinero que Washington le dio a Puerto Rico llegue a las escuelas”, sostuvo.

La presidenta de la AFT insistió en que no es justo que en Puerto Rico un maestro gane alrededor de $25,000 al año, mientras que en Estados Unidos, pueden recibir como compensación hasta $80,000.