Imprescindible los roles del psicólogo escolar en tiempos de crisis

Foto: Visualhunt

Puerto Rico – Luego de tantos momentos de crisis en los últimos años -huracanes, temblores y actualmente la pandemia- se hace aún más necesario el rol de los psicólogos escolares al alcance y la disposición de los niños, adolescentes, jóvenes, padres, maestros y comunidad escolar en general. Así lo aseguró a La Perla del Sur el psicólogo clínico y consultor en Psicología Escolar, el Dr. Amilcar Colón Cortés. 

Según explicó, el psicólogo escolar contribuye con el desarrollo y el bienestar físico y emocional de los estudiantes. A su vez, observa y analiza su conducta, emociones y procesos cognitivos, ya sea de manera individual o en combinación. 

El Dr. Colón Cortés destacó que el psicólogo escolar tiene ocho roles activos que forman parte de sus funciones como profesional, que puede ejercer en escenarios educativos desde nivel elemental hasta nivel universitario. 

“Por lo general, un psicólogo escolar puede trabajar con la prevención, ofrecer talleres psicoeducativos para prevenir algún malestar; el segundo rol es la educación, le puede dar estrategias psicopedagógicas a los maestros, ya sea te motivación, integración, manejo del salón de clase; en tercer lugar está el área de la evaluación; un psicólogo escolar tiene el conocimiento y las herramientas para hacer evaluaciones psicoeducativas psicométricas”, mencionó. 

Asimismo, añadió que otro de los roles es la consultoría y asesoramiento, ya sea a los maestros, trabajadores sociales, directores; rol de intervención, cuando un estudiante presenta unos síntomas de salud mental, aquí entra la intervención; rol de la investigación y planificación, puede investigar algunos procesos educativos, emocionales, cognitivos que se dan dentro del escenario escolar; y por último está el rol de la provisión de cuidados de la salud

La Ley 170 del año 2000 conocida como “Programa de Psicólogos/as en las escuelas del Departamento de Educación de Puerto Rico”, establece que deberá haber un Psicólogo Escolar asignado a cada escuela de quinientos (500) estudiantes o menos.  Si el plantel escolar cuenta con más de quinientos (500) estudiantes deberá asignarse un Psicólogo Escolar adicional.

“El año pasado se abrieron cientos de plazas para los planteles y es algo muy positivo, pero no ha sido hasta pasado tantos años que el estado ha dado paso a esta profesión tan necesaria. Y podemos resaltar que tenemos un logro luego de haber pasado por tantos desastres, tantas situaciones psicosociales. Tenemos una ley y se está cumpliendo. Y queremos que esto siga”, señaló el Dr. Colón Cortés. 

De acuerdo a su criterio, en estos momentos de desastres, donde surgen tantos disturbios emocionales -en todos los miembros de la comunidad escolar- es cuando más se necesita de los psicólogos escolares, por lo que entiende muy positivo de parte del estado el hecho de que se haya estado dando un reclutamiento en masa. 

“Uno de los roles también es dar talleres a la comunidad, entiéndase los padres; dar estrategias de comunicación, estrategias de crianza, hábitos de estudio, estrategias para desarrollar la resiliencia; o sea, el psicólogo escolar puede trabajar tanto con los estudiantes, con los maestros, con los padres; dentro de la cultura escolar el psicólogo escolar tiene un rol activo y necesario”, resaltó. 

De igual forma, entiende que es importante su rol como investigador y que en estos momentos sería interesante estudiar qué está pasando y cómo ha afectado a la comunidad escolar la pandemia. 

Por ejemplo, luego de unos meses del huracán María se realizó un estudio en Puerto Rico con motivo de conocer las repercusiones del desastre en los alumnos. 

Según el estudio liderado por Rosaura Orengo-Aguayo, psicóloga clínica de la Universidad Médica de Carolina del Sur, alrededor de 1 de cada 14 niños puertorriqueños sufrieron estrés postraumático tras huracán María, lo que representa un 7.2% de los alumnos del país. Las niñas mostraron más probabilidades de padecer signos de trastorno de estrés postraumático que los varones, según el informe. 

El Dr. Colón Cortés ha encontrado que los patrones de sueño y alimentación se han visto alterados por la pandemia. “Cuando una persona no se alimenta bien y no descansa bien las emociones van a estar alteradas”, indicó sobre la percepción que ha tenido. 

El Dr. Amílcar Colón Cortés es psicólogo clínico, consultor en Psicología Deportiva, Psicología Escolar y Catedrático Auxiliar en Ponce Health Science University. 

Posee una Certificación Profesional en Terapia Cognitivo Conductual (TFCBT) focalizada en Trauma de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (MUSC, por sus siglas en inglés). 

Actualmente tiene práctica clínica en: 2351 Blvd Luis A Ferré, Ponce, PR 00717-077. Número de la Oficina: 939-285-3344.