Imposible el Ponce Salsa Tour sin Ismael “Pat” Quintana

Ismael ocupa un prominente lugar en el Olimpo salsero ponceño, junto a figuras como Pete “El Conde” Rodríguez, Cheo Feliciano, Héctor Lavoe, Yolanda Rivera y Papo Lucca.

Foto suministrada

Nació en Ponce por casualidad

Los ponceños padres de Ismael “Pat” Quintana fueron Francisco Quintana y Pilar Reyes, quienes al igual que muchos otros puertorriqueños, fueron parte de la marejada humana que migró hacia los Estados Unidos durante la década de 1930, en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Durante el año 1937, y mientras estaba embarazada de Ismael, doña Pilar viajó en barco de Nueva York a Puerto Rico para visitar familiares. Al momento de regresar a los Estados Unidos no se le permitió abordar por lo adelantado de su embarazo.

Fue así como el 3 de junio de 1937 nació en Ponce quien se convertiría en una de las voces mas importantes de la Salsa y el Bolero, y otro de los integrantes del Olimpo salsero ponceño, compuesto por Pete “El Conde” Rodríguez, Cheo Feliciano, Héctor Lavoe, Yolanda Rivera, Papo Lucca y muchos más que vieron luz por vez primera Ponce.

El béisbol antes que la música 

Aunque le fascinaba cantar y bailar la música de moda en las fiestas a las que le invitaban, así como utilizar los bonetes de los carros como instrumento de percusión y realizar descargas musicales en las tardes junto a sus amigos en el vecindario del Bronx, su pasión fue el béisbol y el sóftbol. Tanto, que a su primera cita con “El Rumbero del Piano”, Eddie Palmieri, llego dos horas tarde por estar jugando un partido de sóftbol.

A tocar bongó, sin bongó

Mientras a Ismael le apasionaba jugar baseball, todos sus amigos en la Samuel Gompers High School de Nueva York eran músicos y pertenecían a la banda escolar. Al graduarse de cuarto año, ellos quisieron formar un grupo musical e invitaron a Ismael a tocar bongó. Al preguntarle si tenía uno, contesto que sí, aunque no era cierto. Inmediatamente después, corrió donde su madre, Pilar Reyes, a contarle lo sucedido y ella, al escuchar al adolescente, fue y le compró el bongó.

De bongosero a cantante

El propio Ismael contaba que “la orquesta era grandísima y no teníamos cantante. Los temas que ensayábamos y tocábamos eran instrumentales. Un día mientras tocábamos el bolero ‘Cómo fue’, del compositor cubano Ernesto Duarte Brito, grabado por muchos cantantes, pero inmortalizado por el gran cantante cubano Benny Moré, me dio con soltar los bongo e irme a cantar el bolero. Gustó tanto entre mis compañeros de la orquesta que me nombraron el cantante oficial del grupo”.

“El día que haga una orquesta”…

“Ese muchacho será mi cantante”: así afirmó a mediados de la década de 1950 el pianista de raíces ponceñas, Eddie Palmieri, tras escuchar a Quintana cantar en un ensayo al cual había sido invitado a audicionar como cantante.

Al presentarse a la audición, Ismael se dio cuenta inmediatamente que solo lo invitaron para asustar al cantante principal de la orquesta, que estaba un poco irresponsable. Pero la voz del salsero ponceño no pasó desapercibida para Palmieri, quien en ese momento era pianista de la orquesta de Tito Rodríguez.

Por eso en 1960, cuando Palmieri decidió lanzar su orquesta La Perfecta, buscó como intérprete principal a Ismael Quintana, convirtiéndose este binomio en uno de los mejores en la historia de la música latina.

Bono salsero

¿Por que se le conoce como “Pat” Quintana?

Cuando niño, Ismael Quintana perteneció al equipo de baloncesto de su escuela elemental en Nueva York. Por ser de baja estatura, el “coach” del equipo lo llamaba “Pits”. Al momento de hacer los uniformes, ocurrió un error con el apodo del ponceño, por lo que le escribieron “Pat”. Desde entonces, se le comenzaría a conocer como Ismael “Pat” Quintana.

Si quieres conocer más sobre esta gloria musical y mucho más sobre la historia de los cantantes, músicos y compositores salseros ponceños, únase este sábado, 1 de junio, al  “Ponce Salsa Tour”.

A partir de las 2:00 de la tarde, realizaremos un recorrido por todos los barrios y lugares donde nacieron, vivieron, “jangueron” y hasta donde están enterrados algunos de estos grandes exponentes de la música latina.

Para más información y reservar su espacio llame al 939-265-5691 o acceda a www.islacaribepr.com y todas las redes sociales de IslaCaribePR.