Hoy se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Foto: Visualhunt

Los sindicatos de todo el mundo celebran cada 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.  En este día se llevan a cabo movilizaciones para promover el trabajo decente, empleos seguros y sin riesgos, así como salarios decentes. 

Esta celebración ha sido promovida por la Confederación Sindical Internacional (CSI), con la finalidad de promover anualmente una jornada de movilización mundial con la participación activa de sindicatos de todo el mundo, a fin de reclamar trabajos decentes.

De igual forma, esta jornada mundial se enfoca en que el trabajo decente debe ser una prioridad en las políticas y acciones gubernamentales para la recuperación del crecimiento económico de las naciones, contribuyendo a la construcción de una nueva economía mundial.

Cada año la CSI lleva a cabo campañas para la celebración de esta Jornada Mundial. Para el año 2021 el tema central es “Crear empleos justos”.

A raíz de la pandemia por COVID-19 se estima la pérdida de unos 200 millones de empleos, excluyendo a un elevado número de personas del mercado de trabajo, en su mayoría mujeres.

En tal sentido, esta campaña invita a los gobiernos de todo el mundo a tomar en cuenta el empleo como prioridad fundamental, sentando de esta manera las bases para la seguridad económica y la justicia social.

La definición o concepto de trabajo decente surgió en el año 1999 por parte del Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referida a la “generación de oportunidades para que todos los hombres y mujeres accedan a un empleo en condiciones de libertad, igualdad, seguridad, y dignidad humana”.

El trabajo decente permite la generación de ingresos bajo un esquema de derechos y protección social, promoviendo el progreso social y económico que contribuye al bienestar de las personas, sus familias y las comunidades a las que pertenecen.

La CSI fue creada el 1 de noviembre de 2006, cuya sede central se ubica en Bruselas (Bélgica). Su principal objetivo es asegurar el respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores, promovidos por la OIT.

Esta central sindical surgió a partir de la fusión de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres y de la Confederación Mundial del Trabajo.

Actualmente representa a unos 207 millones de trabajadores, en más de 163 países.