Hombre sentenciado a 6 años por sustancias controladas

Desde mayo de 2019 hasta agosto de 2019 conspiró con otros para poseer con la intención de distribuir fentanilo, cocaína y heroína en Puerto Rico

Foto Cybernews

SAN JUAN – El acusado Bryan Gilbert Díaz De Jesús, alias “Bryan Gilbert De Jesús”, fue sentenciado a 6 años de prisión por conspiración para distribuir sustancias controladas, posesión con intención de distribuir sustancias controladas, introducción de drogas mal etiquetadas en el comercio interestatal y el uso de una instalación de comunicación, anunció el fiscal federal, W. Stephen Muldrow.

“El fentanilo es una droga extremadamente peligrosa, mucho más potente que la heroína, y su uso muy a menudo resulta en la muerte. El fentanilo es la amenaza número uno en la epidemia de opioides en los Estados Unidos, y estamos viendo un aumento en la presencia de fentanilo mezclado con otras drogas en Puerto Rico”, dijo Muldrow en comunicación escrita.

“La ley federal prevé consecuencias particularmente graves cuando el tráfico ilegal de drogas resulta en la muerte. Tenemos la intención de utilizar todas las herramientas disponibles para combatir este terrible problema, incluidas estas sanciones mejoradas”, añadió.

Díaz De Jesús se declaró culpable el 20 de noviembre de 2019.

Desde mayo de 2019 hasta agosto de 2019, Díaz De Jesús conspiró con otros para poseer a sabiendas con la intención de distribuir fentanilo, cocaína y heroína en Puerto Rico.

El acusado introdujo y provocó la introducción en el comercio interestatal, y con la intención de defraudar y engañar, una “droga” como se define en el Título 21, Código de los Estados Unidos, Sección 321 (g) (1) – específicamente, N-fenil-N – [1 (2-feniletil) -4-piperindinil] propenamida, comúnmente conocida como fentanilo, que estaba mal etiquetada, ya que el etiquetado del medicamento no contenía las instrucciones de uso adecuadas.

El fentanilo es un opioide sintético que es 80-100 veces más fuerte que la morfina.

El fentanilo farmacéutico se desarrolló para el tratamiento del dolor de pacientes con cáncer, aplicado en un parche sobre la piel.

Debido a sus poderosas propiedades opioides, los consumidores de drogas también desvían el fentanilo para su abuso.

Los distribuidores de drogas criminales a menudo agregan fentanilo a la heroína para aumentar la potencia de la heroína y producir un efecto más fuerte en la estructura / función de los cuerpos de los consumidores de drogas.

Muchos usuarios creen que están comprando heroína y no saben que, de hecho, compran fentanilo.

Según la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, solo 2 miligramos de fentanilo es una dosis letal para la mayoría de las personas.

“La epidemia de opioides que ha provocado sobredosis y muertes es una crisis de salud pública nacional. Aquellos que contribuyan a esa crisis y amenacen la salud y seguridad de los estadounidenses mediante la distribución ilícita de opioides serán llevados ante la justicia”, dijo el agente especial a cargo Justin Fielder, Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA, Oficina de Campo de Miami.

“La FDA está totalmente comprometida con interrumpir y desmantelar las redes dedicadas a la fabricación y venta de opioides ilícitos y medicamentos recetados mal etiquetados”, añadió.

Las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos (USPIS) están a cargo de la investigación en colaboración con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la Administración de Control de Drogas (DEA).

La fiscal federal adjunta María Montañez Concepción procesó el caso.