Héroes con el superpoder más especial: vocación para ayudar

Como evidencian estos héroes y heroínas de las calles, la motivación no proviene de las gratificaciones materiales. Increíblemente, todo el equipo que utilizan, incluyendo los vehículos, los han adquirido con dinero propio o donaciones.

Foto suministrada

A la edad de 16 años, todos los amigos de Brandon Malavé Atilano dedicaban el tiempo a sus deportes favoritos, a confraternizar y a buscar nuevas experiencias a través del Internet. Para él, sin embargo, la prioridad era otra.

Brandon prefería montarse en su bicicleta para escudriñar las comunidades costeras de Salinas y en ellas auxiliar a cuantas personas fuera necesario.

Ahora, a sus 24 años, Brandon persigue la misma vocación, pero como fundador de Salinas Emergency First Response, una organización no gubernamental (ONG) dedicada a responder en situaciones de emergencias, tanto en su natal pueblo de Salinas como el resto del área sur de Puerto Rico.

“Hemos atendido accidentes de carro, casos médicos de personas que están en sus casas o en algún otros lugar, búsqueda y rescate, incluyendo rescate acuático. Incluso, hemos atendido casos de fuego, junto a la estación de bomberos de Salinas. Ellos ven la luz con nosotros, porque a veces hay un solo bombero en turno y los ayudamos”, explicó Malavé.

Y, aunque no lo crea, todo esto sin lucro alguno.

Como explicó, el Salinas Emergency First Response es miembro activo de la Asociación Puertorriqueña de Voluntarios y en alianza con esta organización tampoco han dejado de apoyar actividades u operativos de emergencias en otros pueblos del sur de la isla.

“Cada vez que hay actividades o necesitan apoyo de nuestro personal, se coordina a través de la Asociación, y asistimos a otros pueblos. Hemos atendido en Patillas, muchas veces hemos ido a Ponce. Quitamos el límite de Salinas y atendemos por ahí pa’ bajo. Hasta donde nos de la gasolina”, comentó.

La semilla

¿Qué lo impulsó a adoptar como anhelo el servir a los demás? Según añade, una anécdota de cuando salía en su bicicleta a ayudar a gente en la calle fue determinante.

“Mi amigo Tony Aponte, que en paz descanse, y yo nos manteníamos cerca de la costa del barrio Playa y Playita. Tuvimos que realizar un rescate acuático, pues una dama fue impactada por un Jet Ski y me tuve que tirar al agua con todo y ropa… ¡con todo puesto! No sabía en lo que estaba metido, hasta ese día que me tocó en verdad tener que realizar una labor como esa. Eso es lo que me impulsó a seguir”, admitió.

“Cuando cumplí los 18 años, me dieron la oportunidad dentro del Manejo de Emergencia de Salinas como voluntario. Actualmente soy empleado del municipio, pero empecé como voluntario”, continuó.

Mas poco después de ingresar a la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME) de Salinas, confirmó que los recursos del gobierno no daban abasto para atender las emergencias y decidió convertirse en “una solución dentro del problema”.

Así nació Salinas Emergency First Response.

“Estando en el sistema, noté que a nivel de municipio y del Estado hay una crisis, especialmente ante la falta de una respuesta rápida a las emergencias. Muchas veces hay que esperar 45 minutos para que llegue una ambulancia. Y ahí comienza mi trabajo como voluntario: llegar antes que la ambulancia, asegurarme que todo esté bien y verificar que los recursos lleguen lo más pronto posible. Ser una herramienta útil”, explicó Brandon.

De la comunidad para la comunidad

Actualmente, el equipo de voluntarios de Salinas Emergency First Response cuenta con 12 miembros, incluyendo a su fundador, a un paramédico, enfermeros y rescatistas, entre otros.

El equipo es integrado por Jan C. Rodríguez Cartagena, Sherlene A. Ortiz Ortiz, Yeimarie Romero, Antonio González, Ashley J. Jiménez, Jan C. Román y Jorge A. Pérez Figueroa. Asimismo, con Joel A. Román Rodríguez, Yaritza De Jesús Torres, Ángel A. Fontánez Rosado y Neyshalie Pagán Rodríguez.

Todos manejan su tiempo entre sus oficios o estudios, y su tarea voluntaria.

Además de apoyar la seguridad pública y coordinar recursos ante una situación de emergencia, el competente grupo de voluntarios también ofrece charlas educativas a la comunidad sobre temas como terremotos, tsunamis y preparación de mochilas de emergencias.

El lema: colaboración

Brandon además explica que el lema de la organización es Supporting Our Local EMS o Apoyando a nuestro EMS local. EMS son las siglas de Emergency Management System o Servicio de Manejo de Emergencia.

“Como voluntario he llegado a muchas emergencias donde están mis compañeros de trabajo del municipio o muchas veces yo llego primero y después llegan ellos. Al principio quizás me veían como una amenaza, pero con el tiempo fueron acostumbrándose a vernos. Tanto así que a veces solicitan nuestra ayuda. Cuando están bajito de personal, nosotros le damos la mano. Las emergencias más recientes las hemos trabajado juntos”, explicó.

Y por tratarse de alguien como Brandon, quien posee preparación como técnico de emergencias médicas, paramédico, policía auxiliar estatal, rescatista acuático y técnico de rescate vehicular, el apoyo oportuno es crucial.

“La mayoría de las veces nosotros llegamos primero. Como somos una entidad voluntaria no tenemos que pasar por un protocolo extenso como lo tiene el gobierno, de que hay que llamar al sistema, el sistema llama a emergencias médica, le da toda la información, y por ahí sigue hasta que llega la ambulancia. Nosotros somos un poco más accesibles”

Explicó que también están conectados a una red identificada como Active911, una plataforma de despacho en la cual reciben avisos a través de sus teléfonos, computadoras o en cualquier dispositivo.

“También existen chats en donde las personas, si se encuentran en una emergencia, escriben rápidamente. Muchas veces la policía estatal o municipal nos llama, o ciudadanos y residentes del área nos hacen llegar un mensaje a través de nuestras redes sociales o nos llaman”, señaló.

De su bolsillo

Increíblemente, todo el equipo que utilizan, incluyendo los vehículos, los han adquirido con dinero propio o donaciones.

“No recibimos ningún estipendio por parte del gobierno. La mayor parte de lo que hemos logrado ha salido de mi bolsillo y muchas veces de los compañeros que aportan. También muchas personas, cuando hemos pedido, siempre nos hacen llegar artículos que necesitamos o ayuda monetaria. Siempre soy responsable, mantengo recibos y todo evidenciado para que las personas vean que se está cumpliendo con el propósito”, señaló Brandon.

Mas como evidencian, para estos héroes y heroínas de las calles la motivación no proviene de las gratificaciones materiales.

“En una ocasión una persona se me acercó y me dio las gracias. Yo le pregunté por qué me daba las gracias. Y me dijo: usted fue quien trató de revivir a mi papá en el balcón de mi casa cuando le dio el infarto. Eso es lo que me mueve. Verdaderamente, eso es lo que me motiva a seguir trabajando”, sentenció el inagotable voluntario.

Para conocer más del Salinas Emergency First Response o apoyar su gestión, puede llamar a los teléfonos 939-497-0607 o 787-562-2650. También puede buscar su perfil en la red social Facebook.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.