Héctor Cardona: Un padre para muchos en el Movimiento Olímpico

El Comité Olímpico de Puerto Rico presenta un resumen del legado dejado por Héctor Francisco Cardona González en el Movimiento Olímpico.

VERACRUZ, MEXICO. NOVEMBER 12: Sara Rosario (L) Olympic Committee President and Hector Cardona (R) ODECADE President during the Flag Raising in World Trade Center of the Central American and Caribbean games 2014, on November 12, 2014 in Veracruz, Veracruz, Mexico. (PHOTO BY GERMAN QUINTANA/STRAFFON IMAGES/MANDATORY CREDIT/EDITORIAL USER/NOT FOR SALE/NOT ARCHIVE)

Héctor Cardona nació el 19 de abril de 1936 en Naguabo. Sus padres fueron José María Cardona y Panchita González. Procreó una familia con Sara Lugo, conocida por la familia olímpica como Sarita Cardona, teniendo como fruto de su relación tres hijos Paquitín, Astrid y David.

A temprana edad comenzó a jugar béisbol en la Liga Aficionada de Béisbol de Puerto Rico. También practicó baloncesto, softbol y atletismo.

En 1996 se unió a los trabajos de los décimos Juegos Centroamericanos y del Caribe, y los primeros como sede para Puerto Rico en la ciudad capital de San Juan. Dando así sus primeros pasos en el Movimiento Olímpico.

Su legado comenzó a inmortalizarse como propulsor ocupando las más altas esferas del deporte a nivel nacional e internacional.

Fue miembro fundador de la Federación de Boxeo Aficionado de Puerto Rico, al cual presidió de 1970 a 1986. En 1978 alcanzó la silla de vicepresidencia de la Federación Internacional de Boxeo, y designado presidente de los jueces en el Campeonato Mundial 1983 y de los Juegos Olímpicos de 1984.

Sus virtudes de líder olímpico lo condujeron a otros escaños de impacto deportivo. En 1980 fue electo Secretario General del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR) bajo la presidencia de Don Germán Rieckehoff Sampayo.

Con la confianza de los federativos y el cuerpo de trabajo del COPUR se convirtió en sucesor de Don Germán en 1991, saliendo reelecto hasta el 2008. Bajo su incumbencia organizó cinco delegaciones olímpicas Barcelona 1992, Atlanta 1996, Syndey 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008.

Siempre ejerciendo su liderato, continúo aceptado responsabilidades como la tesorería de la Organización Deportiva de Centroamericana y del Caribe (ODECABE) en 1996. En el 2004 fue elegido presidente del organismo donde cumplió sus últimos años como dirigente del deporte centroamericano y caribeño dejando encaminado los trabajos para los próximos XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe a celebrarse del 20 de julio al 5 de agosto del 2018. Administró los trabajos de las justas regionales de El Salvador 2002, Cartagena 2006, Mayagüez 2010 y Veracruz 2014, exitosamente ante los desafíos que se presentaron en su época para cada evento.

Ocupó otras importantes posiciones: miembro del Comité Ejecutivo de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA); miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales; y, miembro del Comité Ejecutivo del Albergue Olímpico.

Fue exaltado al Salón de la Fama del Deporte Ríopedrense en el 2012. La Academia Deportiva de los Estados Unidos en Mobile, Alabama le otorgó un Doctorado Honoris Causa por su trayectoria deportiva a nivel nacional e internacional.

Presidentes del Comité Olímpico de Puerto Rico:

Jesús T. Piñero (1948 – 1952)
Julio E. Mónagas (1952 – 1956)
Jaime Annexy (1956 hasta su fallecimiento)
Julio E. Monagas (1956 – 1965)
Francisco Bueso (1965 – 1966)
Felicio E. Torregrosa (1966 – 1973)
José E. Arrarás (1973 – 1977)
Germán Rieckehoff (1977 – 1990)
Osvaldo L. Gil (1990 – 1991)
Héctor Cardona (1991- 2008)
David E. Bernier (2008 – 2012)
Sara Rosario Vélez (2012 hasta el presente)