¿Halló plagas en sus plantas ornamentales? ¡Actúe rápido!

Los ácaros, con frecuencia, se convierten en un problema después de la aplicación de insecticidas persistentes -como carbaryl o piretroides- ya que estos químicos no solo son poco efectivos controlando esta plaga, sino que también matan a los enemigos naturales de estos arácnidos y estimulan su reproducción.

Foto suministrada

Tras la publicación de nuestro reportaje Plantas ornamentales: las nuevas querendonas en tiempos de pandemia, el lector Edgar Torres escribió desde Yauco con preguntas que, de seguro, muchos entusiastas de la jardinería se han formulado alguna vez.

Y para beneficio de todos, comparto sus interrogantes, con la esperanza de que puedan ayudarle a él y a todas las personas que han confrontado los mismos percances.

Agrónoma Román:

Tengo dos canastas de miramelindas que adoro, pero en una porción de ambas ha aparecido lo que parece ser una telaraña. En esas áreas, las ramas se están debilitando y muriendo lentamente. Las hojas de esas zonas también muestran una capa blancuzca porosa.

Por otro lado, en una siembra de plantas suculentas, específicamente de sedum, he tenido que reemplazar varias debido a una plaga. Parecen mariposas blancas diminutas. En uno de los establecimientos que frecuento me han recomendado que las fumigue con Malathion, pero me resisto a emplear químicos.

¿Qué opina?

Edgar Torres, Yauco

En el caso de las miramelindas, las fotos que compartió el lector muestran una densa telaraña en follaje, lo que es representativo de ácaros.

Los ácaros son arácnidos relacionados con los insectos, de tamaño microscópico, que cuentan con ocho patas en lugar de seis. No tienen alas ni antenas y su color varía de amarillo a verde, marrón o rojo.

Se alimentan de la savia de las hojas, tallos jóvenes, flores y frutos, causando manchas de color grisáceo a marrón rojizo, pérdida de hojas y reducción en el crecimiento de las plantas.

Cuando los niveles de población de ácaros son muy altos, entonces producen la telaraña donde se albergan. También, causan verrugas o deformaciones en las partes afectadas.

En resumen, esta es una plaga común en épocas de sequía que, en particular, afecta a las plantas que no reciben luz solar directa, ni lluvia.

Manejo integrado de ácaros

Para el control eficiente de los ácaros en plantas ornamentales es necesario verificarlas constantemente, observando el área inferior de las hojas y las partes abultadas.

También es necesario regarlas lo suficiente para evitar el efecto de sequía, lo cual aumenta la presencia y daño de estos organismos.

En caso de que detecten plantas infestadas, entonces rocíe con agua el revés de las hojas, por lo menos una vez al día, y aparte esas plantas infestadas de las plantas sanas.

Asimismo, remueva los ácaros con una mota de algodón impregnada con alcohol o aceite vegetal y, en plantas de constitución fuerte, puede intentar lavarlas con una manguera a presión.

De ser necesario, descarte las plantas que no presenten mejoría y tome nota de lo siguiente: todo material infestado debe desecharse en un lugar alejado del resto de las plantas para evitar reinfestación.

Si desea usar un insecticida, una buena opción es el aceite o jabón insecticida (o ambos combinados), disponible en agrocentros, y aplicarlo en el revés de las hojas, de manera que queden totalmente cubiertas.

Antes de proceder con el tratamiento, asegúrese que hay ácaros y no rocíe cuando a las plantas les falte agua o si hace mucho calor.

Repita la aplicación del producto lo necesario hasta reducir la población y revise la planta de 24 a 36 horas después de cada intervención, para evaluar la efectividad del proceso.

Otras alternativas son los insecticidas ecológicos, como el aceite de neem, el aceite de eucalipto, mostaza y/o romero; y el extracto de ají.

Los insecticidas ecológicos son los más indicados para utilizar en los jardines interiores de las residencias y en huertos caseros, ya que su impacto ambiental es reducido. Además, aquí otra importante razón:

Los ácaros, con frecuencia, se convierten en un problema después de la aplicación de insecticidas persistentes -como carbaryl o piretroides- ya que estos químicos no solo son poco efectivos controlando esta plaga, sino que también matan a los enemigos naturales de estos arácnidos y estimulan su reproducción.

Cochinilla algodonosa

Por otro lado, en las fotos de la planta sedum pudimos distinguir una plaga de cochinilla algodonosa, un insecto diminuto y parecido a la chinche harinosa, pero más grande, con parte del cuerpo color rojizo.

El insecto produce una sustancia harinosa sobre el cuerpo, la que utiliza para protegerse de sus depredadores, y se caracteriza por poseer un saco blanco alargado en la parte posterior del cuerpo, que le sirve como almacén de huevos.

La cochinilla algodonosa chupa la savia de las hojas y tallos jóvenes, lo que causa amarillamiento, reducción del crecimiento y vigor de las plantas afectadas. También, cuando las infestaciones son muy altas, puede provocar la caída prematura de las hojas y muerte de las ramas.

Este insecto puede inyectar toxinas en las ramas, lo que afecta el desarrollo de la planta, y ser vector de virus que causan enfermedades en árboles y arbustos. También, produce una sustancia espesa azucarada, de la que las hormigas se alimentan, y la cual promueve el crecimiento de un hongo negro conocido como fumagina.

Manejo integrado de cochinilla algodonosa

Para el control eficiente de este insecto es necesario revisar sus plantas semanalmente y, de encontrar alguna infestada, debe apartarla de las sanas a la mayor brevedad.

De toparse con pocos, puede removerlos con un cepillo de cerdas suaves o una mota de algodón impregnada con alcohol o aceite vegetal y, en plantas de constitución fuerte, puede intentar con una manguera a presión.

El resto del tratamiento recomendado es el mismo sugerido aquí para controlar la propagación de ácaros en miramelindas.

Para orientación adicional o formular otras preguntas sobre temas agrícolas, escriba a irene.roman@upr.edu o al Apartado 7253, Ponce, PR 00732.

(La autora es agrónoma y agente del Servicio de Extensión Agrícola en su Unidad Extendida de Ponce, Peñuelas y Juana Díaz. Además, es moderadora del segmento radial Zona de Vida, Zona Verde, que se transmite todos los jueves de 3:00 a 4:00 de la tarde, dentro del programa Aquí Estamos de WPAB 550 AM)