Hábitos de estudio en medio de temblores, pandemia y huracanes

Foto: Suministrada

Puerto Rico – Sin lugar a dudas uno de los sectores que se ha visto afectado por los temblores y la pandemia, y que ha tenido que sufrir una transformación, ha sido la educación. Es por eso que la organización sin fines de lucro Familias CAPACES, Inc., tomó como tema de discusión para su conversatorio virtual de los miércoles “Hábitos de estudio en medio de temblores, pandemia y huracanes”. 

Y es que esta es la realidad que tienen que enfrentar padres, maestros y estudiantes en el semestre escolar que apenas comienza. 

En la “tarde de café y desahogo” de ayer, como llaman a sus conversatorios virtuales con padres, estuvo como recurso el psicólogo escolar, el Dr. Héctor Hernández Loubriel, quien estuvo contestando a sus preguntas y dándoles herramientas para que puedan sobrellevar este semestre escolar, el cual está lleno de retos para padres, maestros y estudiantes. 

Según explicó a La Perla del Sur la consejera profesional de Familias CAPACES, Emmy Quintero, lo primordial en tiempos de temblores, pandemia y huracanes es explicarle a los niños cómo protegerse en cada una de estas emergencias tanto en casa, como cuando se retomen las clases presenciales. 

En segundo lugar, dijo que será imperativo orientar a maestros, padres y estudiantes sobre las plataformas de enseñanza disponibles y ayudarles en los retos que representa la tecnología, ya sea porque no sepan utilizarla o no cuenten con las herramientas tecnológicas para tomar sus clases. 

“La clave está en ofrecer adiestramientos sobre las plataformas que van a utilizar”, señaló la consejera profesional. De igual forma, deben ser orientados sobre los calendarios, los métodos y todo lo relacionado a sus clases virtuales, mencionó. 

Quintero, a su vez, indicó que es sumamente importante que los padres y maestros tengan una comunicación abierta y sepan qué medios pueden utilizar para comunicarse, ya sea vía telefónica, por algún chat, mensajes de texto o correo electrónico. 

La consejera profesional recomienda que los padres de niños -de un mismo curso escolar- creen un grupo de apoyo mediante chat para que puedan ayudarse mutuamente y aclarar dudas. 

Por otro lado, Quintero entiende que es sumamente importante crear un ambiente escolar en el hogar y preparar un espacio destinado al estudio, libre de ruido y distracciones. Sin embargo, recomienda que sea un rincón cercano a donde esté el padre o madre para poderle dar seguimiento. 

Otra recomendación que da Quintero es que los niños se preparen y se vistan cada mañana con el uniforme escolar, ya que esto les da estructura y les crea un sentido de pertenencia. 

Del mismo modo, se debe establecer un horario de estudio de acuerdo a la edad del niño. Si éste cursa pre-kinder a segundo grado, los periodos por materia no deben exceder los 20 minutos; ya más grandecitos pueden ser de 40 a 45 minutos. 

Quintero explicó que ahora el hogar, al menos mientras dure la emergencia del COVID-19, se convertirá también en la escuela de los niños, por lo que será necesario crear un ambiente de normalidad para los estudiantes y establecerles rutinas de estudio, de alimentación, de socialización, ocio y descanso. 

Es necesario que el niño no se sofoque con la escuela y tenga espacios y momentos para socializar, así sea a través de las redes sociales o con videollamadas con sus compañeros de clases o tal vez salir a caminar un rato por el vecindario con las debidas precauciones sin violentar la orden ejecutiva, aconsejó. 

Quintero concluyó que “todo es un reto”, pero sin embargo se trata de, primero que todo, organizarse, en segundo lugar, establecer rutinas, y en tercer lugar, que cada persona asuma su responsabilidad y ponga todo en práctica. No obstante, va a ser clave -según dijo- aplicar consecuencias al estudiante de no cumplir con las metas y, en caso de que sí lo haga, reforzarlo. 

A continuación el itinerario virtual de Familias CAPACES, Inc. para la próxima semana: