Guardia Costera repatría a 58 migrantes a la República Dominicana tras interceptar dos viajes ilegales en el Canal de la Mona

Foto CyberNews

San Juan – La Guardia Costera de Estados Unidos repatrió a 58 migrantes a la República Dominicana el domingo, luego de interceptar dos viajes ilegales en las aguas del Canal de la Mona entre al República Dominicana y Puerto Rico, trascendió el lunes.

Los migrantes interceptados afirmaron ser ciudadanos de la República Dominicana.

Las interdicciones son el resultado de los esfuerzos en curso de las agencias asociadas del Grupo Interagencial de la Frontera Caribeña, (CBIG, por sus siglas en inglés), para combatir el tráfico ilegal de migrantes.

“Estos viajes ilegales son el medio de transporte más mortífero”, dijo el comandante Beau Powers, Jefe de Respuesta de la Guardia Costera para el Sector San Juan en comunicación escrita. “Son peligrosos y en su mayoría involucran embarcaciones improvisadas, sumamente sobrecargadas y no aptas para navegar. Estas embarcaciones se inundan continuamente y tienen pueden zozobrar en cualquier momento. Para aquellos que estén considerando participar de un viaje ilegal, ¡no salgan a la mar! Usted está poniendo su vida en riesgo, así como la vida de todas las demás personas abordo”.

La tripulación de un avión de vigilancia marítima del Negociado de Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos detectó el primer viaje ilegal el sábado por la mañana. La tripulación aérea de CBP avistó una embarcación improvisada sobrecargada, de unos 30 pies, a 49 millas náuticas al oeste de Aguadilla, Puerto Rico. Los vigilantes de la Guardia Costera coordinaron el despegue de un helicóptero MH-65 Dolphin desde la Estación Aérea de Borinquen y desviaron al buque Guardacostas Joseph Tezanos para interceptar la embarcación sospechosa. Poco después, el Joseph Tezanos llegó al lugar y detuvo la embarcación. La tripulación del buque Joseph Tezanos embarcó de manera segura a los 34 migrantes, 32 hombres y dos mujeres.

La segunda interdicción ocurrió el sábado por la tarde, luego de que la tripulación de un avión de vigilancia marítima del Negociado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos detectó un viaje ilegal sospechoso, en aguas al noreste de Punta Cana, República Dominicana. Una vez más, el buque Joseph Tezanos respondió al llamado para interceptar la embarcación sospechosa. Una vez en la escena, el buque Joseph Tezanos detuvo a la embarcación de 25 pies, tipo yola, que iba sobrecargada con 24 migrantes, 20 hombres y cuatro mujeres, que fueron subidos a bordo del buque Guardacosta.

En ambos casos, los migrantes recibieron chalecos salvavidas. Una vez a bordo del Joseph Tezanos, también recibieron comida, agua, refugio y atención médica básica.

Posteriormente, el buque Joseph Tezanos completó la repatriación de los migrantes al trasladarlos a un buque de la Armada Dominicana en aguas de la República Dominicana.