Gobernadora firma la Ley para Prohibir y Prevenir el Acoso Laboral en Puerto Rico

Establece la política pública contra el acoso en el entorno laboral local, define su ámbito de aplicación, procedimientos, prohibiciones y sanciones

Foto Cybernews

La Fortaleza – La gobernadora, Wanda Vázquez Garced, informó el viernes que firmó el Proyecto de la Cámara de Representantes 306 para crear la “Ley para prohibir y prevenir el acoso laboral en Puerto Rico”, la cual establece la política pública contra el acoso en el entorno laboral local, define su ámbito de aplicación, procedimientos, prohibiciones y sanciones.

Esta ley, que aplica tanto a empleados públicos como de la empresa privada, faculta al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), a la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos del gobierno de Puerto Rico, a la Rama Legislativa y a la Rama Judicial, a adoptar y promulgar la reglamentación necesaria para administrar y poner en ejecución las disposiciones de esta ley.

“El acoso laboral es inaceptable y con esta ley, esperamos tomar medidas rigurosas para establecer una política pública clara en contra de situaciones que victimicen de alguna manera a los empleados. Los ambientes de trabajo deben ser unos libre de acoso y de situaciones que no permitan que las personas puedan ejercer sus funciones cabalmente. La política pública de nuestra administración es que la dignidad del ser humano es inviolable”, expresó la gobernadora en comunicación escrita.

El acoso laboral o “mobbing” consiste de aquella conducta abusiva verbal, escrita o física de forma reiterada por parte del patrono, sus supervisores o empleados, ajena a los legítimos intereses de la empresa del patrono, no deseada por la persona, que atenta contra sus derechos constitucionales protegidos.

Conlleva una comunicación hostil y desprovista de ética que es administrada de forma sistemática por uno o varios individuos, y que a consecuencia de ello, es arrojado a una situación de soledad e indefensión, a base de acciones de hostigamiento frecuentes y persistentes a lo largo de un prolongado periodo de tiempo.

Con esta ley, será responsabilidad de todo patrono tomar las medidas necesarias para eliminar y prevenir la ocurrencia del acoso laboral en el lugar de trabajo.

Según la medida de la autoría de los representantes Enrique “Quiquito” Meléndez, Angel Peña y Jesús Santa, esta ley “establece una vigorosa política pública contra todo tipo de acoso laboral que afecte el desempeño del trabajador, altere la paz industrial y atente contra la dignidad de los trabajadores, no importa cuál sea su categoría o clasificación en el empleo. Al amparo de esta ley, se provee a los trabajadores de Puerto Rico una causa de acción para impedir el acoso laboral y ser indemnizados por los daños que sufran a consecuencia de ello”.

Desde hace más de una década se habían presentado varias medidas en la Asamblea Legislativa para atender el asunto del acoso laboral, pero ninguna había prosperado. La última vez que había sido considerada fue en el 2014 cuando el entonces gobernador Alejandro García Padilla emitió un veto a la medida.

Este proyecto había sido incluido por la primera ejecutiva hace unas semanas en la convocatoria de la Sesión Extraordinaria que culminó ayer.

“Para mí es un privilegio y un honor estar aquí. Es un momento bien importante porque desde que llegué a la Cámara de Representantes en 2011, presentamos un proyecto a estos efectos y ahora, nueve años después, lo hemos podido aprobar y convertir en ley. Es una lucha que no es mía, es desde los tiempos de Velda González, Lucy Arce y otros que han presentado diferentes piezas legislativas, pero no se aprobaron. La Gobernadora está hoy firmando la medida más importante de derechos laborales en los pasados 40 años. Así de importante es. Es un día importante para el trabajador puertorriqueño, para tener un ambiente libre de hostigamiento”, manifestó Meléndez durante la firma de la ley.

La gobernadora recalcó que se trata de un “proyecto histórico”, dado a que “muchos puertorriqueños del sector privado y público han sufrido por décadas situaciones que son constitutivas a acoso laboral, y hoy estamos convirtiendo en ley y violación el acoso laboral en Puerto Rico”.

La gobernadora aprovechó la oportunidad durante la firma de la medida para anunciar que no ha podido atender las medidas que incluyen un aumento de sueldo a los profesionales de la enfermería públicos y privados en la isla debido a que la Legislatura aún no se las ha enviado, pero que el mismo “será firmado por esta Gobernadora”.

Añadió que “tan pronto lo tenga listo, les vamos a dejar saber”.

Estas medidas también fueron incluidas por Vázquez Garced en la Sesión Extraordinaria y fueron aprobadas ayer por la Asamblea Legislativa.

El último aumento que se firmó para estos profesionales fue en 2005.

“Las enfermeras y enfermeros en Puerto Rico son el corazón y la espina dorsal del sistema de cuidado de la salud.  Reconocemos que aún falta para poder recompensarles adecuadamente por su trabajo y por los largos turnos que en ocasiones llevan a cabo para cuidar de nuestra salud. Sin embargo, estamos complacidos de poder dar este primer paso para que luego de tantos años, reciban una mejor compensación”, agregó la mandataria.