Gobernadora favorece prohibición absoluta a las cenizas de carbón

Las expresiones de Vázquez Garced contrastan con la renuencia de la administración de Rosselló Nevares a prohibir de forma absoluta el depósito y disposición de cenizas en la isla. Asimismo, obligarían a la carbonera en Guayama a disponer de ellas fuera del país, si el proyecto 1221 se convierte en ley.

La gobernadora hizo las declaraciones hoy lunes, tras un segundo encuentro con miembros del Campamento contra las Cenizas. En la gráfica, el instante en que Yanina Moreno Febre y José Manuel Díaz Pérez dialogaban por primera vez con la gobernadora, ayer en Peñuelas. (Foto: La Fortaleza)

(San Juan, 30 de septiembre de 2019) Por primera vez desde que asumió la gobernación, Wanda Vázquez Garced se pronunció hoy a favor del Proyecto del Senado 1221, que pretende prohibir de forma definitiva el depósito y disposición de cenizas de carbón en Puerto Rico.

La pieza legislativa, de la autoría del vicepresidente del Senado Larry Seilhamer Rodríguez, pretende enmendar la Ley 40 del 2017 y rectificar el lenguaje introducido a petición de AES Puerto Rico, que excluye de la prohibición las cenizas hidratadas que la empresa denomina comercialmente como Agremax.

El PS 1221 fue aprobado por unanimidad en el Senado el pasado 23 de mayo y posteriormente referido a la Cámara de Representantes. El pasado 4 de septiembre, recibió en ese cuerpo un informe positivo de la Comisión de Desarrollo Integrado del Sur, que preside la representante Jacqueline Rodríguez Hernández.

Desde entonces, la medida aguarda en la Comisión de Calendario de la Cámara para ser sometida a votación. Según supo La Perla del Sur, el proyecto podría presentarse al pleno tan pronto como este jueves o la semana próxima.

“Nos tomó por sorpresa que al comienzo de la reunión, la gobernadora nos dijera que ella estaba en contra de que se continúe depositando cenizas de carbón en Puerto Rico e, incluso, que afirmara que está a favor del Proyecto 1221”, reaccionó José Manuel Díaz Pérez, portavoz del Campamento en Contra de las Cenizas en Peñuelas, al salir de la reunión celebrada antes del mediodía en La Fortaleza.

“(La gobernadora) Nos aseguró que si el proyecto llega a su escritorio, ella lo va a firmar. Entendemos que es un paso de avance”, continuó.

La reunión fue concedida por Vázquez Garced ayer domingo, luego de que un grupo de ciudadanos protestaran en la cercanía de la central EcoEléctrica en Peñuelas, con motivo de su visita a la instalación.

Al encuentro de aproximadamente una hora en La Fortaleza se unieron Yanina Moreno Febre, Janet Albino Teissonniere y Víctor Alvarado Guzmán, cofundador del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

La gobernadora, por su parte, fue acompañada por asesores y la funcionaria Frances Segarra Román, directora de la Oficina de Control y Certeza de Calidad Ambiental del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

Giro inusitado

Las expresiones de Vázquez Garced contrastan con la renuencia de la administración de Rosselló Nevares a prohibir de forma absoluta el depósito y disposición de cenizas en la isla. Asimismo, obligarían a la carbonera en Guayama a disponer de ellas fuera del país, si el proyecto 1221 se convierte en ley.

Solo entre los años 2004 y 2011, sobre dos millones de toneladas de cenizas tóxicas  fueron convertidas en relleno para nuevas urbanizaciones, centros comerciales y carreteras en al menos 12 municipios del país. Estos son San Juan, Dorado, Toa Alta, Caguas, Juncos, Ponce, Santa Isabel, Coamo, Arroyo, Salinas, Guayama y Mayagüez.

No obstante, entre los años 2014 y 2017, sobre 750 mil toneladas también fueron a parar a los vertederos ECWaste de Humacao y Peñuelas.

Al cierre de esta edición, una decena de piezas legislativas radicadas para fiscalizar el manejo de las cenizas de carbón y su impacto en la salud están varadas en Cámara y Senado. Todas fueron radicadas y engavetadas durante los dos años y medio de la administración de Rosselló Nevares.

Apertura

Aun con este historial, Díaz Pérez reconoció que la gobernadora se mostró más abierta a escuchar los reclamos de las comunidades y que se comprometió a dar instrucciones para que agencias cumplan con el monitoreo de los residuos de carbón.

“El personal del DRNA que estuvo ahí recibió instrucciones de movilizarse a los vertederos para agilizar el monitoreo”, sostuvo Díaz Pérez.

“Pero en la misma reunión, la gente del DRNA tuvo que aceptar que no tiene el personal para cumplir con su responsabilidad de monitoreo, cosa que nosotros venimos denunciando hace años. La agencia es un organismo inoperante”, continuó.

“También se llamó la atención del rol patético que ha tenido el Departamento de Salud en todo este asunto y entendemos que se les va a dar instrucciones para que hagan lo que tienen que hacer, que es estudiar la prevalencia de enfermedades en esas áreas afectadas por la contaminación con cenizas”, añadió.

Por último, Díaz Pérez indicó que la gobernadora pareció distanciarse del último discurso de Rosselló Nevares, donde anunció que AES podría hacer una conversión a fuentes renovables para el 2020, posibilidad no ha consentido la propia AES.

El contrato entre AES y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) le permite a la multinacional quemar carbón como materia prima hasta noviembre de 2028, mes en que vence el acuerdo de 25 años entre las partes.