Gobernador reafirma su lucha por trato igual en programas federales de salud ante Asociación de Hospitales

Foto: Suministrada

Puerto Rico  En su mensaje como orador principal ante la Convención Anual de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, el gobernador Pedro R. Pierluisi resaltó la labor de los hospitales, proveedores y profesionales de la salud en los esfuerzos para combatir el COVID‑19, a pesar de los desafíos que enfrentaron y siguen confrontando por la inequidad en acceso a fondos federales para la salud de los puertorriqueños.

El primer ejecutivo subrayó la importancia de trabajar en conjunto para lograr justicia en el acceso a servicios médicos de calidad para toda la sociedad, en particular para las comunidades vulnerables.

“Los problemas y las consecuencias del trato desigual nos afectan a todos. Siendo esto así, nos corresponde a todos unirnos para identificar y abogar por las soluciones que servirán mejor a los 3.2 millones de ciudadanos americanos que viven en la Isla. Por eso y como parte de los esfuerzos que ya tenemos encaminados, nombré un grupo multisectorial que incluye representantes de los sectores público y privado, que se mantendrán abogando ante el Congreso y la Casa Blanca por ese trato igual que nos merecemos tanto en el programa de Medicaid como en el de Medicare”, señaló Pierluisi.

El gobernador explicó en su mensaje que el gobierno continúa llevando a cabo esfuerzos en el Congreso y Casa Blanca para obtener una solución permanente a los problemas de financiamiento temporero de Medicaid. Precisó la necesidad de contar con un Porcentaje de Asistencia Médica Federal (FMAP, por sus siglas en inglés) basado en el ingreso per cápita de Puerto Rico en relación con el resto de la Nación; además de eliminar el tope en los fondos federales dedicados al programa.

“Es por eso que mi Administración ha estado, desde sus inicios, instando al Congreso y a la Administración Biden-Harris a poner fin al trato desigual hacia los ciudadanos estadounidenses que residen en Puerto Rico. Nuestra Isla, nuestro desarrollo económico en general y, en particular, el sector de salud, no puede crecer ni operar bajo la sombra de la incertidumbre”, puntualizó el primer ejecutivo.

Pierluisi reconoció además que un trato igual a los estados requerirá una ampliación de los servicios de Medicaid en la Isla. Por tanto, indicó que ya ha solicitado planificar la implementación de programas adicionales, al entender que “los ciudadanos americanos en Puerto Rico deben tener los mismos servicios básicos de atención médica que los que se disfrutan en cualquier otro lugar de Estados Unidos”.

Además de exhortar a los hospitales y proveedores de salud a apoyar la lucha de equidad en servicios médicos a la población de Puerto Rico, el primer ejecutivo agradeció la labor de cada uno de ellos como pieza clave en los esfuerzos para luchar contra el COVID-19.

Durante su mensaje, Pierluisi también reiteró lo exitoso que ha sido Puerto Rico en sus esfuerzos de vacunación. Actualmente, un 72 por ciento de toda la población de la Isla ya está vacunada. Un 80 por ciento de la población hábil tiene las dos dosis, mientras que el 90 por ciento tiene al menos una dosis de la vacuna. Además, informó que el gobierno está listo para cuando pueda comenzar la vacunación a los niños de cinco a 11 años, ya que “reconocemos que la vacunación es la solución para salvar vidas”.

El gobernador también resaltó parte de la gestión de su administración para manejar la pandemia: pruebas por toda la Isla, aumento de las campañas educativas, cambios prudentes en las restricciones de órdenes ejecutivas, agilización de los procesos de vacunación, incentivos a los sectores afectados de la economía local y la accesibilidad de las ayudas federales de forma ágil en manos de todos quienes las necesitan; esto incluye a los hospitales.

También exhortó a los hospitales y Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) a que hagan las gestiones para el pago de compensación adicional (Premium Pay), si aún no lo han hecho, para que puedan beneficiarse del incentivo.

El pago de compensación adicional se recibe gracias a un fondo de $200 millones que asignó el gobernador para pagos de remuneración adicional. El incentivo forma parte del Fondo de Recuperación Fiscal Estatal y Local del Coronavirus de la Ley federal del Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés).

“Cuento con todos ustedes aquí presentes hoy para continuar estos esfuerzos en conjunto, que nos permitirán poner a Puerto Rico en un camino en el que toda nuestra gente tenga acceso al cuidado médico que necesitan y merecen”, concluyó el primer mandatario.