Gobernador pide al Congreso que aumente el límite de Medicaid

Foto: EFE / Jorge Muñiz

San Juan – El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, solicitó hoy al Congreso de Estados Unidos que aumente el límite legal de Medicaid para la isla para el año fiscal 2018 hasta los $1,600 millones.

El gobernador, en una carta enviada a los líderes del Congreso demócratas y republicanos, solicitó que esa petición para el ejercicio fiscal 2018 se prolongue durante los próximos 5 años.

Además, pidió al Congreso federal que considere eliminar en Puerto Rico el requisito de pago integral para centros de salud cualificados a nivel federal.

Los mismos actualmente tienen un costo para el Gobierno de la isla de $120 millones al año.

Se entiende que estas medidas ayudarían a estabilizar los fondos para el programa de Medicaid de Puerto Rico durante un periodo de tiempo suficiente para que los beneficiarios, proveedores y aseguradores de la isla se recuperen de la crisis actual y se adapten a una nueva normalidad.

Por último, el primer ejecutivo solicitó al Congreso que los Centros de Servicios para Medicare (programa sanitario para personas mayores) y Medicaid puedan utilizar su autoridad discrecional para establecer las tarifas de pagos de Medicare para servicios de pacientes de diálisis en Puerto Rico, y para que el programa de Medicare Advantage se acerque al promedio nacional de los Estados Unidos o al menos al nivel de las Islas Vírgenes.

“Les pido su apoyo en estas medidas legislativas y administrativas para garantizar que las necesidades de atención médica de los más vulnerables en Puerto Rico no se pongan en peligro durante este periodo tan delicado para la isla”, señaló el gobernador.

El gobernador dirigió su misiva al líder de la mayoría en el Senado, Mitchell McConnell; al portavoz de la Cámara de Representantes, Paul Ryan; al líder demócrata en el Senado, Charles Schumer, y a la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El gobernador también aprovechó la oportunidad para agradecer al liderato del Congreso por el paquete suplementario aprobado como parte de las respuestas a la devastación que provocaron los huracanes Irma y María.

“El Congreso debe tomar acción inmediata para lidiar con la creciente crisis en el sistema de salud de Puerto Rico. El trato desigual a la isla en los programas federales de salud, la inestabilidad de fondos federales y la emigración de médicos y otros proveedores de servicios médicos que ha estado en curso durante años han llevado a un sistema increíblemente vulnerable”, expresó el primer mandatario en la misiva.

Rosselló Nevares añadió que la devastación total provocada por los desastres naturales de Irma y María ha exacerbado enormemente la crisis de salud y ha llevado al sistema al borde del colapso.