Gobernador anuncia iniciativa para centralizar y procesar órdenes de protección

Al día de hoy, COPOP cuenta con 13 agentes asignados a tiempo completo, 1 trabajadora social, 2 sargentos y la teniente Aymée Alvarado, directora de la Unidad de Violencia de Género

Foto: Cybernews

SAN JUAN – El gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia presentó el jueves, el Centro de Operaciones de Órdenes de Protección (COPOP), cuya misión será centralizar y estructurar el procesamiento de órdenes de protección a fin de proveer acceso de información a todo el componente de seguridad y mantener la información actualizada y segura.

“Desde el COPOP buscamos implementar y evaluar la logística para que el procesamiento de las órdenes de protección facilite el acceso a la información para todo el componente de seguridad. El centro integrará asistencia, prestación de servicios de apoyo psicosocial y respuesta de seguridad a toda persona con una orden de protección; además de realizar los ajustes necesarios entre los componentes de la policía, la Rama Judicial y las oficinas de apoyo gubernamentales, municipales y no gubernamentales”, sostuvo Pierluisi Urrutia en conferencia de prensa.

El primer ejecutivo agregó que “todos estos esfuerzos forman parte de nuestra plataforma de gobierno de cero tolerancia a la violencia de género y están dirigidos a fortalecer un sistema en el que las víctimas de violencia doméstica se sientan confiadas a la hora de presentar una orden de protección. Mientras, impulsamos un diligenciamiento efectivo de dichas órdenes y que las gestiones se den en el momento oportuno y con el debido proceso de ley”.

El COPOP contará con una estructura tecnológica robusta para diligenciar una respuesta rápida, unificada y efectiva.

El centro -ubicado en el Cuartel General de San Juan del Negociado de la Policía de Puerto Rico- forma parte de las iniciativas que se gestionan por medio del Comité PARE, creado bajo la Orden Ejecutiva 2021-013 que declara un Estado de Emergencia ante el aumento de casos de violencia de género en Puerto Rico.

En su fase inicial, COPOP cuenta con un centro de operaciones y procesamiento centralizado de órdenes de protección expedidas al amparo de la Ley para la Prevención de Intervención con la Violencia Doméstica (Ley 54-1989).

Dentro de su estructura, COPOP cuenta con una plataforma electrónica con información centralizada y accesible, y un espacio de búsqueda sobre información del peticionado.

El centro también estructurará colaboraciones con los municipios para dar seguimiento a las órdenes de protección, además de diligenciarlas y documentarlas, de notificar a la víctima y de evaluar los niveles de amenaza de cada caso.

Al día de hoy, COPOP cuenta con 13 agentes asignados a tiempo completo, una trabajadora social, dos sargentos y la teniente Aymée Alvarado, directora de la Unidad de Violencia de Género.

Todo el personal de COPOP ha recibido adiestramientos sobre violencia de género; intervención e investigación de violencia doméstica; la línea de orientación para víctimas de abuso sexual; la Alerta Rosa; y el uso del Registro Criminal Integrado; entre otros adiestramientos relacionados.

Adicional al personal con que cuenta COPOP, el gobernador también anunció que se asignarán sobre 500,000 dólares de los fondos asignados para combatir la violencia de género en Puerto Rico.

Por su parte, la secretaria del Departamento de la Familia y presidenta del Comité PARE, Carmen Ana González Magaz, expresó que “con el COPOP el Negociado de la Policía de Puerto Rico y el Departamento de Seguridad Pública podrán continuar desarrollando sus planes de trabajo, estrategias y cimentando alianzas de colaboración con los cuerpos de las policías municipales, y entidades públicas y/o privadas para dar cumplimiento a lo que representa una orden de protección para una persona víctima de la violencia de género: un mecanismo de seguridad para su integridad emocional y física”.

El proyecto comenzó con una alianza colaborativa con el municipio de Bayamón, pues según los datos provistos por el Tribunal General de Justicia, para el año fiscal 2019-2020, en la región de Bayamón se solicitaron sobre 1,700 órdenes de protección al amparo de la Ley 54.

Esto representaba casi una tercera parte de las órdenes de protección expedidas a nivel Isla.

En solo cuatro meses y medio, en COPOP se han recibido sobre 2,200 órdenes de protección, de las cuales 788 son de la región de Bayamón.

Aunque COPOP es un proyecto en desarrollo con Bayamón, la iniciativa buscará ampliarse progresivamente a toda la Región Judicial de Bayamón -entiéndase Cataño, Corozal, Dorado, Guaynabo, Naranjito, Toa Alta, Toa Baja, Vega Alta y Vega Baja- así como al resto de la Isla.

Además, COPOP también cuenta con un banco electrónico donde se registran las órdenes de protección expedidas por los tribunales, a fin de continuar desarrollando e implementando el diligenciamiento efectivo, los programas de seguimiento y la verificación de la seguridad de la parte peticionaria, en colaboración con las policías municipales y los servicios de apoyo existentes.

En tanto, el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres Ríos, sostuvo que “proveer a las autoridades con mayores herramientas como estas es esencial para poder ayudar a las víctimas de violencia doméstica de manera eficiente y rápida. Y más si se trabaja en conjunto con los municipios y con los tribunales para lograr la comunicación de todos los componentes que estamos llamados a hacer cumplir la ley. Agradezco a todo el personal del Negociado de la Policía y del DSP que ha trabajado arduamente para poder establecer el COPOP, acorde con la política pública del gobernador Pedro R. Pierluisi establecida a través del Comité PARE y para poder cumplir con nuestra misión de salvar vidas”.

Por otra parte, el centro facilitará la cancelación inmediata de licencia de armas de fuego del agresor y la incautación de sus armas registradas, conforme a los procedimientos establecidos.

Como parte de los procesos de desarrollo, se pretenden establecer mecanismos de comunicación entre el estado y los municipios sobre las órdenes de protección que están pendientes por diligenciar; y mecanismos de comunicación entre el estado y los municipios sobre las órdenes de protección en el área para fines de un patrullaje preventivo. COPOP también dará seguimiento al diligenciamiento de las órdenes de protección.

Mientras, el comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, indicó que, “a raíz de la política pública establecida por el gobernador, para mis policías, la protección de las víctimas de violencia de género es una prioridad. Ello requiere de herramientas más poderosas y una respuesta más efectiva. El COPOP nos permite centralizar, por primera vez, en un solo registro todas las órdenes de protección. Con ello, podemos ser más efectivos a la hora de diligenciar las mismas, darles seguimiento continuo. Mis policías, con el apoyo de la policía municipal, estarán en mejor posición de brindarles vigilancia preventiva y seguimiento a las y los sobrevivientes para reforzar su seguridad”.

En su Sección 7, la OE 2021-013 ordena al Comité PARE “revisar y emitir recomendaciones sobre los procedimientos de solicitud y expedición de órdenes de protección. Como parte de ese esfuerzo, deberá procurar comunicación con la Oficina de Administración de Tribunales para evaluar alternativas que agilicen tales procedimientos”.

Mientras, la Sección 8 de la OE 2021-13 ordena al DSP, en colaboración con el Comité PARE, a “desarrollar un programa para dar seguimiento y verificar la seguridad de toda persona que tenga una orden de protección por violencia de género. Como parte del programa, se incluirá la realización de visitas y/o Ilamadas a cada persona que ostente una orden de protección por violencia de género. Se le ordena, además, a realizar los acuerdos colaborativos necesarios con entidades públicas y/o privadas, incluyendo a las Policías Municipales, para viabilizar el programa”.