Gobernador anuncia distribución de 4,020 millones de dólares de fondos ARPA

“En esta etapa estaremos dando prioridad al desarrollo económico de Puerto Rico, y la calidad de vida del pueblo. Hemos establecido una estrategia a largo plazo  enfocada en la recuperación económica y social tras los efectos que ha dejado la pandemia en nuestra Isla" sostuvo el gobernador en conferencia de prensa.

Foto Cybernews

LA FORTALEZA – El gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia, anunció el martes la distribución de los 4,020 millones de dólares asignados a la Isla como parte de la ley federal del Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés).

El gobernador, junto al secretario de Estado, Omar Marrero, el secretario de Hacienda, Francisco Parés y el director ejecutivo de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Juan Carlos Blanco, detalló que el gobierno recibió 2,470 millones de dólares que se enfocarán en desarrollo económico, calidad de vida, gobierno de excelencia y proyectos futuros. Además, los municipios también recibirán directamente 1,550 millones de dólares.

“En esta etapa estaremos dando prioridad al desarrollo económico de Puerto Rico, y la calidad de vida del pueblo. Hemos establecido una estrategia a largo plazo  enfocada en la recuperación económica y social tras los efectos que ha dejado la pandemia en nuestra Isla. El compromiso de este gobierno es que se administren estos fondos en cumplimiento con las guías federales establecidas, con transparencia y rendición de cuentas”, sostuvo el gobernador en conferencia de prensa.

Por su parte, el secretario de Estado destacó que esta segunda ronda de distribuciones establece las prioridades del gobernador y las necesidades que se han identificado a poco más de un año de la pandemia en Puerto Rico.

“Se invertirá en nuestra infraestructura y en garantizar la prestación de servicios del gobierno.  Como lo hemos hecho desde un principio, trabajaremos mano a mano con los diferentes sectores, agencias, municipios y corporaciones públicas para colaborar en los procesos correspondientes, conforme a los parámetros establecidos por el Departamento del Tesoro federal”, expresó Marrero, quien también es director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF).

En lo que respecta al desarrollo económico con 150 millones de dólares se incentivará el retorno al trabajo en el sector de la construcción (30 millones de dólares), industria de restaurantes y bares (50 millones de dólares), el sector agrícola (50 millones de dólares), y la cadena de distribución y hotelería (20 millones de dólares).

Asimismo, se destinarán 120 millones de dólares para fomentar a Puerto Rico como destino turístico, atraer conferencias y eventos a la Isla y revitalizar las atracciones turísticas y recursos naturales. Por tanto, de esta cantidad de dinero, se utilizarán 50 millones de dólares para la promoción de Puerto Rico como destino, 20 millones de dólares para incentivar el turismo interno, 10 millones de dólares para fomentar el entretenimiento y convenciones y otros 10 millones de dólares para mercadear la Isla como destino de inversión. También, 30 millones de dólares para revitalizar atracciones turísticas, recursos naturales y balnearios.

El gobernador informó que, en la segunda fase de distribución de fondos, se destinarán 250 millones de dólares para futuras iniciativas estratégicas enfocadas en desarrollo económico.

En torno a calidad de vida se distribuirán 570 millones de dólares entre pagos a trabajadores esenciales del sector público y privado. De este dinero, 250 millones de dólares son para reconocer con pagos de “premium pay” a los trabajadores esenciales del sector público y privado que han sido fundamentales en la respuesta al COVID-19. Esto incluye a los empleados del Departamento de Corrección y Rehabilitación, del Departamento de Salud y los hospitales bajo su administración, así como los hospitales privados y Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT). Otros 20 millones de dólares están destinados a reforzar la vigilancia genómica, 10 millones de dólares para recompensar a las personas vacunadas contra el COVID-19 y 1.5 millones de dólares para crear un certificado digital de vacunación de los participantes.

Otros 30 millones de dólares  se destinarán para las organizaciones sin fines de lucro y 15 millones de dólares  para garantizar accesibilidad a servicios de ASSMCA e instituciones privadas. Asimismo, 15 millones de dólares  para los centros de asistencia a la tercera edad y 15 millones de dólares  para los Centros de adopción y de familia. Hay una reserva de emergencia de 213.5 millones de dólares  destinada a futuras iniciativas estratégicas.

De los 555 millones de dólares de gobierno de excelencia, 150 millones de dólares son para respaldar a los municipios, 94 millones de dólares para la Universidad de Puerto Rico y 50 millones de dólares para reparar y remodelar centros de servicios gubernamentales. De igual forma, y para apoyar a instituciones e iniciativas culturales, se utilizarán 50 millones de dólares a esos efectos y otros 50 millones de dólares son para reparar viviendas de familias de escasos recursos.

Asimismo, con 25 millones de dólares se proporcionarán subvenciones a todos los hospitales públicos para mantener la liquidez y con 15 millones de dólares se proveerán recursos para facilitar el acceso de los ciudadanos a la justicia incluyendo la protección de testigos y mejoras al albergue de víctimas. Tanto la Rama Legislativa como la Judicatura recibirán 20 millones de dólares cada una para sus respectivas necesidades, que serán divididos en dos años. La reserva de emergencia  en este renglón de gobierno de excelencia es de 81 millones de dólares.

Mientras, de 600 millones de dólares enfocados en proyectos futuros, 276.8 millones de dólares son para reparar los daños estructurales de las instituciones educativas, 130 millones de dólares se utilizarán para invertir en proyectos de acueductos y alcantarillados en el Caño Martín Peña, y 100 millones de dólares para el mantenimiento de carreteras. También, 27.8 millones de dólares para reparar los daños en estaciones de bombeo de agua que mantiene el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para proteger a las comunidades propensas a las inundaciones en caso de tormentas. Además, 10 millones de dólares para iniciativas de conservación ambiental y 55.3 millones de dólares de reserva de emergencia que se destinará a futuras iniciativas estratégicas.

Los usos elegibles de estos fondos son para apoyar la respuesta de salud pública, sustituir la pérdida de ingresos en el gobierno, realizar inversiones necesarias para mejorar el acceso a agua potable, abordar los impactos económicos negativos del COVID-19, el pago de “Premium Pay” a los trabajadores esenciales y la infraestructura de banda ancha.

El Comité de Supervisión de Distribución del Coronavirus Relief Fund (CRF), el cual preside el director ejecutivo de la AAFAF, estará a cargo de supervisar los desembolsos y, a su vez, asegurar el cumplimiento acorde con los estándares del Plan Estratégico y la Ley ARPA.