En gimnasia rítmica: Histórica medalla para atleta de raíces ponceñas

Ana Patricia y su entrenador Misael García mostraron orgullosos la bandera boricua tras lograr el bronce en México. (Fotos suministradas)

Cuando Ana Patricia Aponte Muñoz fue invitada por su prima a unas prácticas de gimnasia, nadie imaginó lo que ocurriría.

Con solo cinco años de edad, el encuentro fue capaz de fraguar la pasión irrefrenable que, nueve años más tarde, convirtió a la joven gimnasta de raíces ponceñas en una medallista boricua de calibre internacional.

Así quedó demostrado en el recién finalizado Campeonato Panamericano de Gimnasia Rítmica, celebrado en Mérida, México. Allí, a sus 14 años de edad, Ana Patricia conquistó dos medallas de bronce: las primeras preseas que obtiene Puerto Rico a diez años de haber establecido esta modalidad deportiva.

Con el deporte en las venas

Ana Patricia nació en una familia que siempre ha estado ligada al deporte, especialmente al béisbol.

Su abuelo materno, Antonio Muñoz Bermúdez, fue apoderado de los Poetas de Juana Díaz en el Béisbol Doble A y presidente de los Leones de Ponce en la pelota profesional.

Don Toño, junto a la madre de Patricia, “Tuti” Muñoz Grajales, y su tío “Toñitín” crearon MB Sports, compañía que produce prominentes eventos deportivos, como el Clásico de Béisbol y juegos de las Grandes Ligas, entre otros.

“Tuti” recuerda ese primer contacto de Ana Patricia con el deporte. “Su prima Mariana tomaba clases de gimnasia y la invitó”, recordó la orgullosa madre. “En esa primera clase me hizo comprarle los aparatos y, desde entonces, no se ha separado de ese deporte”.

Fue el típico amor a primera vista, tal y como lo reconoce Ana Patricia. “Es un deporte difícil, pero elegante, que me deja expresar la música en el tapiz”, dijo la joven gimnasta.

Y “difícil” debe ser la mejor manera de describir los sacrificios que tienen que enfrentar los atletas para sobresalir en este deporte, porque los entrenamientos de Ana Patricia, quien cursa el octavo grado en Saint Johns School en el Condado, son intensos.

Además de cumplir con la responsabilidad académica de toda joven de 14 años, la medallista de bronce entrena cuatro horas diarias -de lunes a viernes-, y otras seis los sábados.

A pesar de esa cargada agenda, Ana Patricia también se destaca en los estudios, siendo miembro del Junior National Honor Society.

“Tengo que agradecer el súper apoyo que le brinda la escuela que le ha permitido acomodar sus prácticas con el horario escolar”, expresó Muñoz Grajales.

La competencia en México

La joven gimnasta conquistó sus medallas de bronce en las competencias de mazas y aro.

En mazas obtuvo una puntuación de 13.300, para compartir el bronce con la brasileña Mariany Miyamoto. La medalla de oro en esa disciplina se quedó en casa tras el triunfo de la mexicana Ledia Juárez, quien sumó 14.200 puntos, mientras que la también brasileña, Heloisa Bornal, obtuvo plata con 13.800.

En aro aumentó su puntuación a 13.500, siendo superada por la brasileña Vitoria Guerra, quien logró 13.700, mientras que la canadiense Alexandra Chtrevenski acumuló igual puntuación.

Su magistral actuación impulsó a Puerto Rico a finalizar en la cuarta posición en la competencia por equipos, un evento que fue dominado por Brasil con 138.250, mientras que México se quedó con la plata al acumular 129.950.

Canadá, con 128.950, superó al equipo boricua -compuesto por Aponte Muñoz, Giuliana Cusnier, Claudia Méndez y Andrea Colón- quienes acumularon 118.100.

Aponte también finalizó quinta -entre 27 competidoras- en el evento todo aparato, que incluye cuerda, aro, bola y mazas.

“Me siento satisfecha con mi ejecución en estos Panamericanos Juveniles. Aunque hubo errores, son errores de los que aprendo, porque es solo el comienzo de mi carrera. Estoy feliz de traer estas medallas para mi bella isla. Espero que sean las primeras de muchas y trabajaré muy duro para lograrlo”, señaló la juvenil atleta.

“Nunca habría llegado aquí sin la guía de mis entrenadores, familia y el apoyo de mis compañeras de equipo y mi escuela. Este logro se los debo a ellos también”, añadió.

En resumen, Ana Patricia logró clasificarse a finales en aros, cuerda, bola y mazas, lo que llenó de satisfacción al presidente de la Federación Puertorriqueña de Gimnasia, Luis Cruz Miranda.

“Satisfecho, feliz y contentísimo. Es el primer logro para rítmica a nivel internacional desde la final que se consiguió en el 2012 en Argentina. Es algo grande lograr siete finales, dos medallas y un cuarto lugar por equipos con potencias como México, Canadá y Brasil”, indicó en comunicado de prensa el presidente federativo.

“Es un resultado que nos indica que tenemos un equipo prometedor para los Juegos Centroamericanos del 2018”, añadió.

Y a juzgar por el desempeño de Ana Patricia en la competencia juvenil de México, las oportunidades de estar en los próximos Juegos Centroamericanos son reales.

Por cierto, esa es solo una de sus propuestas metas.

“Quiero llegar a los Centroamericanos del 2018, Panamericanos 2019 y luego hacer el Mundial para entonces tratar de clasificar a Tokio 2020”, confesó la gimnasta que desde los cinco años es entrenada por Misael García.