Federales interceptan a cuatro hombres con 278 kilos de cocaína

Un agente de la Patrulla Fronteriza detectó una embarcación apagada con personas a bordo descargando artículos en un vehículo estacionado

Foto Suministrado

AGUADILLA – La Agencia federal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la Patrulla Fronteriza y las Operaciones Aéreas y Marítimas (AMO) interceptaron a cuatro hombres que fueron divisados contrabandeando 614 libras (278.6 Kilos) de cocaína el viernes cerca de Cabo Rojo.

El valor estimado de la droga incautada es de $7 millones.

“Esto es apena una mella en este negocio del narcotráfico. Cada vez que entra un cargamento de narcóticos a Puerto Rico, se desencadena una serie de eventos delictivos que casi siempre termina en violencia y asesinatos,” indico Xavier Morales, jefe de la Patrulla Fronteriza en el Sector Ramey en comunicación escrita.

“Es responsabilidad de todos el velar por nuestra seguridad y mejorar nuestra calidad de vida en Puerto Rico. Le pedimos que notifiquen cualquier actividad sospechosa en su comunidad. Nos toca a todos”, añadió.

A última hora de la tarde del jueves, un agente de la Patrulla Fronteriza detectó una embarcación apagada con personas a bordo cerca de Villa Pesquera en Cabo Rojo, descargando artículos en un vehículo estacionado cerca. El agente solicitó asistencia.

Una aeronave de patrulla marítima (MPA) de CBP Air and Marine Operations (AMO) que realizaba una patrulla de seguridad fronteriza detectó que un barco estaba apagado en dirección sur hacia una alta velocidad.

El MPA mantuvo la vigilancia de la embarcación sospechosa para ayudar a una Unidad Marina AMO a interceptar, arrestando a dos hombres a bordo.

En tierra, las unidades terrestres de la Patrulla Fronteriza junto con la Policía Municipal de Cabo Rojo, un socio de la Operation Stonegarden, interceptaron el vehículo sospechoso cerca de la sala La Pita Haya de Cabo Rojo, arrestaron a dos hombres y una persona se fugó.

Dentro del vehículo se encontraron 11 pacas de cocaína.

La Administración Federal de Control de Drogas (DEA) asumió la custodia del contrabando junto con cuatro hombres, dos de la República Dominicana y dos ciudadanos de los Estados Unidos, para investigación y enjuiciamiento.