Federación de Maestros narra retos de la educación a distancia

Foto: Visual Hunt

Puerto Rico – La emergencia por el COVID-19 no solo ha perjudicado la salud y la economía del país sino que ha trastocado la manera en la que se llevaba el pan de la enseñanza a la población estudiantil y ha privado a una gran mayoría de ese derecho a la educación por la falta de recursos tecnológicos y acceso al Internet. 

“Los retos de la educación a distancia es la accesibilidad. Estamos hablando de más del 70 por ciento de nuestros estudiantes no tienen los recursos tecnológicos ni Internet, por lo tanto si queremos educar a distancia lo primero que se tiene que hacer es darle los recursos a los niños, a las niñas y a los maestros”, manifestó Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR). 

De la misma forma, indicó que “hay un 30 por ciento del magisterio que no tiene tampoco recursos tecnológicos ni lo que es Internet. Eso lo sabemos por un censo que hicimos donde participó el 15% del magisterio de las escuelas públicas, junto a los compañeros de UNETE”.

Por otra parte, Martínez Padilla expresó a La Perla del Sur que nada va a sustituir jamás la educación presencial y que la poca efectividad de la educación a distancia en tiempos de pandemia se debió a que “hay poco dominio de muchas de las plataformas. No se dio adiestramiento previo al magisterio y a los estudiantes”. 

La presidenta de la FMPR denunció que el Departamento de Educación (DE) discriminó contra gran parte de la población estudiantil y contra el magisterio por no poseer los recursos tecnológicos para ejercer una educación a distancia efectiva. 

“El Departamento de manera discriminatoria dejó a más de la mitad de la población sin el derecho a la educación y nosotros propusimos que se aprobara la Resolución de la Cámara 646 que fue una elaborada por nosotros con un sinnúmero de sindicatos donde se proponía que WIPR ofreciera programas educativos para todo aquel o aquella que no tuviera tecnología e Internet. Lamentablemente al día de hoy la legislatura se ha negado en aprobarlo y ya pasó más de un mes de que se radicó ese proyecto”, informó. 

A Martínez Padilla le preocupa que más de la mitad de la población estudiantil se quedó atrás. 

“Nuestros niños se quedaron atrás y al Departamento no le importó que nuestros niños se quedaran atrás y no buscó alternativas para ayudarles a ellos y el Gobierno tampoco. Tenemos madres de familia que tienen múltiples niños que lo que tenían era un celular con data limitada y para hacer tus tareas en un teléfono compartido con diferentes estudiantes, sin tener el acceso a Internet para poder hacer las tareas, es sumamente frustrante”, ejemplificó. 

Explicó como muchas madres se llenaron de angustia y ansiedad, al igual que muchos estudiantes y maestros. “Así que fue un proceso bien atropellado y a pesar de que el magisterio hizo de tripas corazones y trató de llegar a la mayor cantidad de estudiantes fue una situación bien dura por la falta de acceso a recursos, equipos y a la falta de voluntad del Gobierno de trabajar con esta situación”, insistió. 

Ante la posibilidad de que la emergencia por la pandemia se extienda y se dificulte el regreso a clases presenciales, la presidenta de la FMPR entiende que hay que utilizar los fondos asignados para recursos tecnológicos y asegurar que estos lleguen a manos de estudiantes y maestros. 

“Aprobaron millones de dólares para comprar equipo tecnológico, que lo entreguen, si vamos a seguir en éstas, tienen que entregar el equipo a toda la población estudiantil, a todo el magisterio y tienen que abogar para que la FCC apruebe Internet banda ancha gratuita para la población en momentos de crisis y luego con tarifas reducidas para que podamos llegar a nuestros estudiantes y a nuestros maestros dándole los recursos para que puedan trabajar y puedan estudiar respectivamente”, aconsejó.