Faltan miles de votos por contar en Mayagüez

Foto: Suministrada

MAYAGÜEZ – Candidata penepé a alcaldía de Mayagüez, Tania Lugo, no tira la toalla.  Asegura que faltan miles de votos por adjudicar y podrían ser significativos en el resultado final. A pesar de contar con una certificación preliminar que lo declara ganador de la contienda por la alcaldía de Mayagüez, la candidata por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Tania Lugo, aseguró que todavía el incumbente José Guillermo Rodríguez no puede cantar victoria, hasta tanto no culmine el proceso de adjudicación del voto adelantado y voto ausente.

La líder de la palma indicó que, aunque la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) certificó a Rodríguez, la diferencia es mucho menor que los votos que aún faltan por adjudicar, los cuales, deben favorecer su candidatura y podrían cambiar el resultado final en Mayagüez.

“Faltan miles de votos aún por contabilizar en Mayagüez, por lo que aún no se puede expedir certificaciones finales. La Comisión Estatal de Elecciones debe esperar a que se cuente hasta el último voto en Mayagüez. El escrutinio por completo en Mayagüez no ha finalizado”, comentó Lugo.

Según los resultados la noche de las elecciones, La diferencia entre Lugo y el incumbente Rodríguez es de 1,343 votos. En cuanto al escrutinio, según la CEE, se ha escrutado el 86.32% de los votos.

“El alcalde está demasiado adelantado en adjudicarse una victoria cuando lo que tiene son 1,343 votos y falta el doble de esos votos por adjudicar”, subrayó, sobre los resultados reportados la noche de las elecciones.

“Nosotros promocionamos el voto por correo y ahí es donde está realmente el número grande de votos”, agregó.  Lugo estima que alrededor de 3,000 votos adelantados no han sido incorporados en el escrutinio. Entre ellos incluyen votos por correo, ausente, de hospitalizados y otros.

“Sabemos que en el comité se tramitaron 1,712 solicitudes de correo. Cuando digo tramitamos fue que nos movimos por los barrios, que les llenamos la solicitud, que se entregaron en la comisión. Después de eso, hicimos el ejercicio de llamar y asegurarnos de que la gente haya votado y haya devuelto la papeleta”, apuntó Lugo.

“Esos votos todavía están ahí y no se contaron. De esos 3,000, la mitad o un poquito más son nuestros”, subrayó.