Expertos adiestran sobre manejo de heridas crónicas y úlceras diabéticas

Puerto Rico no posee estadísticas en términos de costos que se invierten en el tratamiento de las heridas, y mucho menos posee un sistema efectivo y neutral, que monitoree, fiscalice y supervise estos servicios

Foto: Visualhunt

San Juan – Puerto Rico es la jurisdicción de los Estados Unidos con mayor número de diabéticos y con la tasa más alta en amputaciones relacionadas con esta condición aseguró el Departamento de Salud en la Revista Galenus.

Ante esta problemática, la Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Cupey y Wound Care Plus ofrecerán el Segundo Congreso Internacional en Manejo Avanzado de Piel y Heridas que se realizará el 5 y 6 de abril en el Hotel Embassy Suite en Isla Verde.

En este Congreso participarán conferenciantes internacionales de México, Chile y Puerto Rico quienes presentarán los nuevos avances en el manejo de heridas agudas y crónicas.

Entre los temas que se discutirán están: La neuropatía diabética periférica: Ya es reversible a cargo del Dr. Luis Fernando Lira, cirujano mexicano experto en la corrección de neuropatía diabética.

Además, el Lcdo. Guadalupe Lobo de México presentará la Actualización en los nuevos avances en el cuidado del paciente ostomizado y el Lcdo. Carlos Segovia, experto en quemadura y quien visita de Chile, presentará el tema Deformaciones posquemaduras, actualización y tratamiento.

Entre los conferenciantes de Puerto Rico participará el Lcdo. Ángel Cintrón quien presentará los nuevos aspectos legales relacionados a la documentación y manejo de las heridas agudas y crónicas; Leticia Vallejos quien presentará los Efectos biológicos de la terapia con campos electromagnéticos pulsados (PEMF) y el Dr. Tomás Jiménez quien discutirá el tema Insuficiencia venenosa: etiopatogenia, guías y terapias.

“Las úlceras en las extremidades inferiores son la complicación crónica del diabético con la tasa de mortalidad más alta. Ante esto, estas úlceras ameritan atención enfocada en establecer un diagnóstico etiológico correcto y un plan de tratamiento con la meta de sanar la úlcera en no más de 8 a 12 semanas”, destacó la profesora Leticia Vallejos, experta en manejos de úlceras y heridas.

A su vez, destacó que Puerto Rico no posee estadísticas en términos de costos que se invierten en el tratamiento de las heridas, y mucho menos posee un sistema efectivo y neutral, que monitoree, fiscalice y supervise estos servicios.

Este Congreso está dirigido a médicos, enfermeras, profesores y profesionales relacionadas a la salud.