Exigen a la EPA acciones urgentes ante contaminación por cenizas de carbón

Comunidades reclaman un plan de monitoreo y remediación

Foto: Jason Rodríguez Grafal

Humacao – Ante la falta de acción e iniciativa por parte de la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA en inglés) sobre la constatada contaminación con cenizas de carbón del agua subterránea en el área de la empresa AES en Guayama, organizaciones de la resistencia contra los residuos del carbón, solicitaron una reunión urgente con la Directora de la División de Protección Ambiental del Caribe, Carmen Guerrero Pérez.

En su carta a la directora regional de la EPA, las organizaciones recordaron que la agencia federal desde el 2011, había expresado una gran preocupación por la potencial contaminación de los acuíferos, debido al “uso indiscriminado de grandes cantidades de cenizas sin encapsular, como relleno”.

“Desde hace siete años, la agencia que usted representa, concluyó que el manejo dado a las cenizas por parte de AES no podía considerarse un “uso beneficioso” y que tal práctica propiciaba “considerables preocupaciones ambientales”. Entre estas, la potencial contaminación del acuífero del sur.”, recalca la misiva.

Los grupos aseveran que la preocupación de la EPA quedó en nada y la temida contaminación ya es un hecho constatable.

“Recientemente se reveló evidencia sobre cantidades elevadas de químicos detectadas en el agua subterránea de las instalaciones de AES en Guayama, donde la empresa mantiene a la intemperie una inmensa montaña de cenizas de carbón, desde hace varios años. Según un estudio pagado por la propia empresa de carbón, se descubrieron indicios de radiactividad, además de rastros de arsénico, cromo, selenio y molibdeno en muestreos al subsuelo de la propia planta, realizados entre agosto y noviembre del pasado año por orden de la EPA.”, aseguraron.

El escrito indica que la lixiviación de los tóxicos de las cenizas, la EPA lo “había advertido en el estudio “Leaching Behavior of Agremax Collected from a Coal-fired Power Plant in Puerto Rico”, que le encomendó a la Universidad de Vanderbilt, y que se publicara en el 2012. A la EPA le consta que en ese estudio se demostró que metales pesados como el arsénico, boro, cloruro y cromo superaban los límites establecidos de seguridad entre 1,100 y 9,000 veces.”

Ante la preocupación por las más de 2.7 millones de toneladas de cenizas desparramadas en los pueblos de San Juan, Dorado, Toa Alta, Caguas, Ponce, Guayama, Salinas, Arroyo, Santa Isabel, Coamo, Peñuelas, Juncos, Mayagüez y Humacao, los líderes solicitaron la reunión con Guerrero, para “discutir los planes de monitoreo y remediación a implementarse, para impedir que los acuíferos de los catorce municipios mencionados continúen contaminándose con los elementos tóxicos de las cenizas, y proteger el medio ambiente y la salud de las personas.”

Solicitaron además que ha dicha reunión sea invitada la presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), Tania Vázquez Rivera, y el Secretario del Departamento de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado.

La carta a Carmen Guerrero Pérez está firmada por representantes del Campamento contra las cenizas en Peñuelas, Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, Comité Diálogo Ambiental de Salinas, Frente de Afirmación del SurEste (FASE), Comunidad guayamesa unida por tu salud y la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sur Este (ACASE).