¿Este año debería celebrar Halloween?

Foto: Visualhunt

Halloween, como todas las demás celebraciones de otoño, volverá a ser diferente este año por la aún presente pandemia del COVID-19. 

Te preguntarás si es seguro celebrar Halloween, pues sepa que al menos los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) asegura que -por lo menos- pedir dulces de puerta a puerta conlleva un alto riesgo de transmisión del COVID-19, especialmente para los menores de 12 años que no están vacunados. 

Las pautas de Halloween de los CDC clasifican las actividades según su nivel de riesgo:

  • Los eventos virtuales como los concursos de disfraces y de decoración de calabazas conllevan un menor riesgo
  • Los eventos pequeños al aire libre y las reuniones pequeñas en persona, en lugares cerrados donde todos usan mascarilla y permanecen a seis pies de distancia, tienen menor riesgo
  • Las reuniones medianas o grandes, y el contacto cercano que se tiene al pedir dulces de puerta a puerta, pueden conllevar un alto riesgo de propagación del virus.

Según los CDC, las personas de 65 años o más y las que tienen enfermedades subyacentes tienen un mayor riesgo de sufrir peores consecuencias si contraen el virus, así que ten en cuenta tu factor de riesgo cuando decidas participar en las actividades de Halloween este año.

Si no puedes imaginar no darles dulces a los niños de tu vecindario, mantén el debido distanciamiento social en tu puerta de entrada o balcón, usa una mascarilla y desinféctate las manos con frecuencia.

Pedir dulces al aire libre en un vecindario no muy concurrido mientras mantienes el distanciamiento social al estar cerca de grupos de personas que no conoces es menos riesgoso que ir a una casa embrujada o una fiesta de Halloween en un lugar cerrado. Sin embargo, ten en cuenta que aunque uses una mascarilla, interactuar con extraños aumenta el factor de riesgo.

No obstante, la diversión en el núcleo familiar puede ser una opción para celebrar de manera diferente y segura la festividad de Halloween. 

La Academia Americana de Pediatría (AAP) asegura que algunos de los recuerdos de Halloween más memorables y seguros se pueden hacer en casa juntos como familia. Por ejemplo:

  • Decoración de calabaza. Esta es una tradición de Halloween que es segura y divertida, como siempre. Solo tenga cuidado de evitar lesiones por tallado de calabazas. Los niños pueden dibujar una cara con marcadores y los padres pueden hacer el corte. Cuando termine de tallar, considere colocar una luz que funcione con baterías en lugar de una vela de llama abierta en el interior.
  • Noche de cine y disfraces. Especialmente si tiene niños pequeños, considere una noche de cine disfrazados de personajes favoritos. 
  • Delicias con temática de Halloween. Haga algunas golosinas divertidas de Halloween en familia. Decore una pizza con aderezos en forma de calabaza, por ejemplo, o haga calabazas mandarina (pele la mandarina y pegue una rodaja fina de apio encima para que parezca un tallo). Asegúrese de que las golosinas no sean un peligro de asfixia si tiene niños menores de 3 años.
  • Una búsqueda del tesoro ¡de dulces! de Halloween en su casa o jardín puede ser divertido para toda la familia. Agregue un elemento espeluznante apagando las luces y usando linternas para la caza.

A más de un año y medio del inicio de la pandemia, el COVID-19 puede parecer un monstruo de película de terror que no desaparecerá. Pero a medida que los adultos continúan recibiendo la vacuna y más niños se vuelven elegibles para recibirla, hay más esperanzas que nunca de que las comunidades puedan volver a la normalidad. Mientras tanto, con algunas medidas de seguridad de sentido común, todavía hay muchas formas de divertirse en Halloween.