Uno de los narcotraficantes más buscado detenido en Colombia

Estaba de fiesta con un exsicario de Pablo Escobar

Integrantes de la policía de Colombia arrestan a Juan Carlos Mesa (c), alias "Tom",en Medellín (Colombia), (Foto: EFE/LUIS EDUARDO NORIEGA)

Colombia – El narcotraficante colombiano Juan Carlos Mesa, alias “Tom”, uno de los más buscados del país, se encontraba de fiesta junto al exjefe de sicarios de Pablo Escobar, alias “Popeye”, cuando fue detenido hoy, informó el director de la Policía colombiana, general Jorge Nieto.

“Tom”, por cuya captura Estados Unidos ofrecía una recompensa de $2 millones, fue detenido en la madrugada de hoy en una finca-hotel en zona rural de la vereda (aldea) Guamito del municipio de El Peñol, en el departamento de Antioquia (noroeste).

“Efectivamente allí se encontraba el denominado alias ‘Popeye’ y también dos personas que fueron extraditadas, pagaron una condena en Estados Unidos y habían regresado a Colombia”, reveló Nieto en conferencia de prensa en Medellín.

Indicó sobre ‘Popeye’, que estuvo más de 23 años en la cárcel y ha manifestado en entrevistas que se reintegró a la sociedad, que de manera concreta no pueden asegurar que esté vinculado a algún proceso, pero su situación está siendo “verificada”.

“La Fiscalía está en las labores de verificación respecto a la situación judicial de esta persona (‘Popeye’) y continúan actos investigativos a efectos de determinar si está en curso en alguna conducta punible”, enunció el general.

Junto a “Tom”, “jefe” de la Oficina de Envigado, uno de los principales grupos narcotraficantes de Colombia que opera en Medellín y sus alrededores, fueron capturadas otras tres personas que estaban en su círculo de seguridad.

Según el oficial, lograron esa captura “tan importante” contra el crimen organizado por un “trabajo milimétrico y detallado”.

“Carlos Chata”, como también es conocido el narcotraficante detenido hoy, tenía una orden de captura por los delitos de concierto para delinquir con fines de tráfico de drogas, extorsión, homicidio y desplazamiento forzado.

Según los datos oficiales estaba desde el 2014 en la Lista Clinton de personas o empresas vinculadas con el narcotráfico.

Al momento de su detención “Tom”, que se identificó con una cédula falsa, se encontraba celebrando su cumpleaños número 50 en compañía de algunos familiares, integrantes de su organización y de otras personas identificadas con los alias de “Botija” y “Barbado”.

En la finca-hotel, donde se reunieron para el festejo nueve hombres, cuatro mujeres y dos menores de edad, se incautaron cuatro armas de fuego -dos de estas con silenciador, 96 millones de pesos (unos $31.9 millones de dólares), celulares, siete vehículos de gama alta, una lancha y joyas.

“Lleva una trayectoria criminal de aproximadamente 30 años y es el heredero de los grandes capos como ‘Don Berna’ y ‘Sebastián’, ambos extraditados”, aseguró Nieto.

También es señalado de dirigir la Organización Integrada al Narcotráfico (Odín) “los Chatas”, que realiza múltiples actividades criminales y “controlaban cerca del 80% de las bandas delincuenciales” del área metropolitana de Medellín.

El comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá general Óscar Gómez, quien estuvo a cargo de los operativos, dijo que fue un trabajo de 11 meses y subrayó que “Tom” puede ser considerado como “el Pablo Escobar actual”, por ello era un “objetivo de alto valor” para las autoridades colombianas.