¿Es un resfriado o es una gripe? Prevenga enfermarse en esta temporada

Foto: Visual Hunt

De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la mayoría de las infecciones respiratorias, como el resfriado común, van y vienen en cuestión de días, sin tener efectos duraderos, pero la influenza o gripe puede causar problemas de salud graves y resultar en una hospitalización o la muerte.

Los virus de la gripe y del resfriado se propagan principalmente por gotitas esparcidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. También puede infectarse al tocar una superficie u objeto con el virus, como la manija de una puerta y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca. 

La temporada de gripe comenzó tan pronto como en octubre y durará tanto como hasta mayo, y generalmente llega a su apogeo entre diciembre y febrero.

Los síntomas de los resfriados generalmente son congestión o secreción nasal y estornudos. Otros síntomas son: tos, garganta irritada y ojos llorosos. No hay vacuna que prevenga los resfriados, los cuales se presentan de manera gradual y suelen propagarse por el contacto cotidiano.

Por otro lado, los síntomas de la gripe aparecen de manera repentina y pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, dolor de garganta, dolores musculares o corporales, cansancio y una sensación de malestar general. 

Al igual que los virus que causan el resfriado, los de la gripe pueden causar congestión o secreción nasal, estornudos y ojos llorosos. Los niños pequeños también pueden experimentar náuseas y vómito.

Consulte con su médico de inmediato si presenta síntomas de gripe y un riesgo alto de padecer complicaciones relacionadas con la enfermedad, o si tiene síntomas que no mejoran. 

Si estás enfermo 

Por lo general, los resfriados siguen su curso. Cuando esté enfermo, reduzca su contacto con otras personas. Cúbrase la boca y la nariz al toser o estornudar. Además, manténgase hidratado y descansado, y evite los productos con alcohol o cafeína.

Existen medicamentos de prescripción médica aprobados por la FDA —llamados antivirales— para el tratamiento de la gripe. Además, un resfriado o una gripe pueden llevar a una infección bacteriana (tal como bronquitis, sinusitis, infecciones del oído y neumonía) para la cual podrían necesitarse antibióticos.

La mayoría de las personas con gripe que no corren un riesgo alto tienen una enfermedad leve y no necesitan atención médica ni medicamentos antivirales. Sin embargo, sus síntomas pueden durar hasta dos semanas.

Evite enfermarse 

La mejor manera de prevenir la gripe es vacunándose todos los años. La vacuna cambia cada año y contiene cepas de virus de la gripe que se espera que prevalezcan durante la próxima temporada de gripe. 

La protección contra la vacuna del año anterior disminuirá con el tiempo y puede ser demasiado baja para protegerlo durante el próximo año, incluso si las cepas del virus de la gripe que circulan el próximo año son las mismas que las contenidas en la vacuna del año anterior.

Tanto los resfriados como la gripe pueden transmitirse a través de las superficies contaminadas, incluyendo las manos. Lávese las manos con agua tibia y con jabón por lo menos durante 20 segundos. Intenta no tocarse los ojos, la nariz o la boca. Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, especialmente cuando alguien está enfermo.