¿Es cierto que los perros son daltónicos y no pueden ver los colores?

La noción popular de que los perros solo ven en blanco y negro es incorrecta. Los perros pueden distinguir el amarillo y el azul, y combinaciones de esos colores, por lo que sus mejores juguetes deben tener esas tonalidades.

foto archivo

Durante décadas, científicos e investigadores han creído que el mundo de un perro, todo lo que ellos visualizan, es de color blanco y negro.

Sin embargo, nuevas investigaciones sobre la anatomía y el comportamiento canino han demostrado que, si bien los perros no pueden ver los mismos colores que los humanos, sí pueden visualizar y distinguir algunos, ya que sus ojos pueden ver mucho más que diversos tonos de gris.

Mitos sobre el daltonismo

La noción de que los perros solo ven en tonos de blanco y negro se le atribuye a Will Judy, un aficionado a los canes, escritor y exeditor de la revista Dog Week.

En su manual de 1937 titulado Entrenando al perro, afirmó que los canes tenían pobre visión y pensó que solo podían ver contornos y formas generales. “Es probable que todo el mundo externo les parezca como diferentes reflejos de negro y gris”, escribió entonces.

En la década de 1960, otros investigadores plantearon la hipótesis de que los únicos mamíferos que pueden discernir el color son los primates. Y aunque estas afirmaciones carecían de investigaciones a fondo, especialmente de los perros, la información se propagó y en muy corto tiempo se dio por hecho que nuestros amigos caninos son daltónicos: una condición que emana de la ceguera congénita a ciertos colores.

Entonces, ¿qué colores pueden ver?

Los científicos ahora creen que la visión del color de un perro es similar a la de una persona que tiene daltonismo rojo-verde, según una investigación realizada por Jay Neitz, director del Laboratorio de Visión del Color Neitz en el Departamento de Oftalmología de la Universidad de Washington.

De acuerdo a sus hallazgos, los perros pueden distinguir el amarillo y el azul, y combinaciones de esos colores, lo que hace que gran parte de “su mundo” sea de color marrón grisáceo.

¿Ese césped verde y exuberante? Probablemente parezca un campo de heno muerto. ¿Ese cojín de terciopelo rojo brillante? Sigue siendo cómodo, pero probablemente al perro le parezca una mancha marrón oscuro.

Dog Vision ofrece una herramienta en línea para ayudarlo a observar las cosas como las ve su perro. También hay aplicaciones que puedes usar para visualizar lo que ve su perro en cualquier momento.

¿Qué significa esto para usted y su can?

Ahora que sabe que los perros no ven ciertos colores, cobra sentido elegir productos para ellos que tengan los colores que sí distinguen. Este conocimiento puede ayudar a explicar por qué algunos perros se vuelven locos por las pelotas de tenis amarillas, pero se muestran apáticos con la misma pelota en rosa o rojo.

Cuando esté lanzando una pelota para que su perro lo recupere en el patio, no elija una roja, ya que es probable que la pierda. Y si le está enseñando a diferenciar entre dos juguetes de entrenamiento de obediencia, sería aconsejable elegir uno azul y uno amarillo.

Sobre este asunto, Stanley Coren, columnista de AKC Family Dog, comenta que “en la actualidad los colores más populares de juguetes para perros son el rojo o el naranja. Sin embargo, para ellos ambos son difíciles de ver. Eso significa que cuando su mascota pase junto al juguete que le arrojó, es posible que ella no sea terca o distraída. Puede ser culpa suya, por elegir un juguete del color que apenas puede distinguir”.

No son los únicos

En los seres humanos, el defecto en la percepción del rojo-verde es la forma más común de deficiencia de color. Hasta el ocho por ciento de los hombres y el 0.5 por ciento de las mujeres con ascendencia del norte de Europa tienen daltonismo rojo-verde, debido a anomalías en las moléculas de detección de color en la retina.

La retina es un revestimiento en la parte posterior del ojo que convierte la luz en impulsos eléctricos. Estas señales luego se transmiten, a través del nervio óptico, al cerebro, donde se forma una imagen.

Las personas a las que les faltan algunas de estas moléculas de detección de color, también conocidas como fotorreceptores, no reconocerán ciertas longitudes de onda de luz. Esto es lo que los hace daltónicos, aunque en realidad pueden distinguir algunos matices.

Las personas daltónicas del rojo-verde aún pueden distinguir el amarillo y el azul, pero los elementos en rojo les parecerán grises o marrones.

Por otro lado, algunos tipos de peces y aves pueden ver una gama aún más amplia del espectro de colores que las personas, ya que son tetracromáticos: tienen un cuarto tipo de fotorreceptores para absorber la luz ultravioleta.