Entregan nuevo hogar a ponceña tras haberlo perdido por el huracán María

PONCE – Tras ocho meses de espera por la reconstrucción de su vivienda, al fin Aida Alfonso Mangual recibió este jueves las llaves de su nuevo hogar. Aunque lamenta no poder disfrutarlo con su esposo, quien falleciera el año pasado, se mostró muy feliz con PathStone Corporation y todas las entidades que colaboraron para que este día llegara.

“Fue bien terrible. Yo me fui dejando mi casa segura, creyendo que mi casa no iba a pasar nada, pero cuando llegamos a la casa y no la encontramos fue algo bien terrible, no hay palabras para expresar, ver el trabajo de toda una vida, que el viento sopló y se lo llevó, es algo difícil, pero en medio de todas las circunstancias Dios ha sido bueno y llegó PathStone a nuestra vida y nos regaló este hogar. Me siento feliz con muchos sentimientos encontrados, por no tener a mi otra mitad conmigo, pero Dios está en control y estoy feliz”, expresó Alfonso Mangual a La Perla del Sur.

Aida, paciente de fibrosis pulmonar y su esposo Francisco, paciente de diálisis, vivían en una casita de madera y zinc en el barrio El Tuque en Ponce, que perdió el techo, las paredes y todo lo que había en su interior tras el huracán María.

Luego de tocar muchas puertas en busca de ayudas sin recibir respuestas afirmativas, Aida dio con PathStone Corporation quienes amablemente le extendieron su mano amiga.

“Después que tocamos muchas puertas alguien me dio el teléfono y nosotros llamamos sin saber cómo se llamaba el lugar, al otro día vinieron y al otro día me llamaron y me dijeron estás aprobada, tu casa entra en el proyecto”, indicó Alfonso Mangual.

“Ella hace el contacto con nosotros, nos enamoramos rápidamente de la familia, para aquel entonces su esposo estaba vivo. Eran dos personas en una necesidad extrema de una vivienda, él estaba combatiendo con su salud seriamente y decidimos que había que ayudarlos, no importaba lo que fuera había que ayudarlos, así fue que comenzamos a trabajar para buscar distintos aliados que pudieran proveer fondos para hacer la construcción nueva”, explicó María G. Rodríguez Collazo, directora del Programa de Vivienda de PathStone Corporation en Puerto Rico.

Los fondos fueron aportados por entidades filantrópicas y bancos, entre ellos Citi Bank, el Federal Home Loan Bank de New York, la Fundación Comunitaria y MCS Foundation. Y la aportación que recibió la familia de FEMA la cual se utilizó para los gastos iniciales.

El valor de construcción de la casa fue 78 mil dólares que incluyó los servicios de arquitectura, diseño, inspección, permisos.

La nueva unidad es en hormigón armado y cuenta con baño, ventanas de seguridad, aire acondicionado, gabinetes de cocina en PVC y su propio jardín.

Los vecinos de Aida, su hermana Gladys Alfonso y su cuñado Claudio Martínez, también se beneficiaron de los servicios de PathStone al realizárseles el año pasado la reconstrucción de su techo, el cual también perdieron por los azotes del huracán María.

PathStone Corporation tiene 50 años de existencia, 20 de ellos en Puerto Rico y es una organización sin fines de lucro que se dedica al desarrollo de vivienda de interés social. Después del huracán María PathStone decidió implementar un Programa de Rehabilitación y de Reconstrucción de Vivienda.

Para contribuir a este programa puede comunicarse al 787-829-6024 o escribir a mrodriguez-collazo@pathstone.org.