En Yauco: Luz al final del túnel para centenar de damnificados en Lucchetti

Foto archivo

A partir del próximo mes de mayo, la mayoría de los residentes de la urbanización Lucchetti en Yauco podrán poner punto final a casi dos años de angustias y pesadillas provocadas por el huracán María.

Esto al confirmarse que en solo semanas dará inicio el proceso para que decenas de residentes soliciten los “vales” que facilitarán la reubicación de sus hogares y familias.

Mediante una asignación federal millonaria de fondos CDBG-DR, quienes cualifiquen podrán recibir “vouchers” equivalentes al precio de tasación de su propiedad a la fecha del huracán -hasta un máximo de $150 mil- para la compra de una nueva vivienda, reveló el alcalde yaucano Ángel Luis Torres Ortiz.

Mas para agilizar este proceso, el ayuntamiento ya gestiona la tasación de las viviendas, adelantó el ejecutivo municipal.

No obstante, esta ansiada solución no aplica a todos los afectados, reconoció el alcalde. Según explicó, entre ellos resaltan dueños cuya propiedad no figuaraba como vivienda primaria al momento del huracán.

Para estos casos, indicó que espera por las guías de elegibilidad que esta semana le entregará el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico. Con ellas en mano, adelantó, podrá conocer a ciencia cierta si estos podrán cualificar para el programa.

“Estoy a la espera de una reunión con el Departamento de la Vivienda para tener esas guías y posterior a eso, antes de el mes de mayo, poder tener una contestación final a las dudas de quiénes serán elegibles”, dijo Torres Ortiz.

“Hay personas que pudieran no cualificar y con eso seguiríamos teniendo preocupación. Entendemos que el propósito del proyecto debe ser reubicar a toda la comunidad. Si (el programa) fuera restrictivo y en las guías apareciera que unos cualifican y otros no, aún permanecería el problema, porque los que decidan quedarse se mantendrían en una zona inundable”, añadió.

Entre los días 20 y 21 de septiembre de 2017, la urbanización Lucchetti fue inundada en dos ocasiones por crecidas del río Yauco. En la primera, el cauce ingresó por la sección norte de la urbanización e inundó calles, aceras y residencias, antes de contenerse en el parque de pelota Millino Rodríguez.

En la segunda, el río creó otra cuenca al este de la urbanización, inundando con cinco pies de agua y lodo decenas de viviendas, el cuartel de la Defensa Civil y Policía Municipal de Yauco, y varios predios industriales. Las aguas también arrasaron siembras de la Bananera Pagán y bloquearon durante cuatro días la carretera estatal PR-2.

“Desde el año 1995, (Lucchetti) fue declarada zona no habitable por el Cuerpo de Ingenieros. Tenemos evidencia de esa documentación donde se recomendaba la reubicación y desde el 1995 para acá eso no sucedió”, dijo el alcalde.

“Si esto se da y logramos reubicar a estas familias, estaríamos ante uno de los mayores logros de la ciudad luego del huracán”, añadió.

Sin fondos para canalizar

Por otra parte, el alcalde reconoció que aún no existe una solución a la vista para costear las obras que corregirían de forma permanente el riesgo de inundaciones en la zona.

Esto ya que la canalización del río Yauco no fue incluida en el paquete de $2,500 millones anunciado para Puerto Rico por el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos.

“Legendariamente, los procesos de canalización en Puerto Rico han demorado. Vemos ahora que, con el proceso de asignación de fondos del Congreso, hay municipios como Toa Baja, Dorado y Guayanilla que pudieron lograr fondos, porque ya tenían tramitado hace 20 y 30 años el proceso”, explicó.

“Por eso es que nosotros nos dimos a la tarea de luchar por el programa de reubicación, porque entendemos que la canalización del río Yauco iba a demorar mucho más”, continuó.

“Seguimos trabajando con el Cuerpo de Ingenieros para hacer una solicitud formal, pero entendemos que la manera más práctica y rápida es esta (vales de reubicación)”, añadió.

Sin novedad sobre causas

Por último, Torres Ortiz reconoció que a 19 meses de las inundaciones en Lucchetti aún desconoce qué factores agravaron este desastre, ya que presuntas investigaciones del tema no han concluido o rendido frutos.

Entre ellas destacó la elaboración de un estudio comisionado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), del cual no ha tenido novedad.

“Al día de hoy, no nos han hecho entrega de esos estudios”, recalcó.

Asimismo, dijo desconocer los resultados de una investigación iniciada por la Legislatura Municipal en agosto de 2018.

“Voy a verificar con el presidente de la Legislatura Municipal, a ver cuál es el estado y si tiene un informe final, porque aún no nos han hecho entrega”, planteó.

Tras los devastadores efectos del huracán en septiembre de 2017, se ha señalado que la ubicación de la urbanización -construída dentro del cauce mayor del río de Yauco- es un error histórico del que ahora residentes pagan las consecuencias.

Asimismo, se ha señalado que la obstrucción de canales de desagüe por parte de la Bananera Pagán, anclada desde hace años en el sector, pudieron provocar que el río Yauco se saliera de su cauce hasta inundar las 125 residencias en la urbanización Lucchetti, de las cuales 96 estaban ocupadas.