En solo tres semanas: Aumento sin precedentes en casos activos de Covid para Ponce

Foto suministrada

En solo 23 días, el número de casos activos de Covid en Ponce se disparó de 52 a 4,447, cifra 85 veces mayor a la registrada en la ciudad el pasado 11 de diciembre.

Durante ese mismo periodo, la tasa de positividad aumentó de 2.1 por ciento a 22.4 por ciento, la más alta que haya registrado Ponce desde que comenzó la pandemia, según se desprende de estadísticas oficiales del Departamento de Salud.

Sin embargo, a juicio del alcalde Luis Irizarry Pabón, el número de casos activos podría aumentar aún más en los próximos días. Esto, con motivo de las actividades familiares realizadas durante la despedida de año y las que tendrán lugar el próximo Día de Reyes.

Aunque el número de hospitalizados en Ponce se ha mantenido bajo durante la reciente ola de casos (16), Irizarry Pabón también advirtió que se ha observado un aumento notable de personas en las salas de emergencia, ante sospechas de contagio con el virus.

Desde el pasado 24 de diciembre, el número de hospitalizaciones a nivel isla se ha triplicado, de 144 a 436.

“Las visitas a Sala de Emergencia, de casos que no se hospitalizan, han aumentado en todos los hospitales de Ponce. Están llegando personas con síntomas o ciertas inquietudes. Gracias a Dios, la mayoría no se ha tenido que hospitalizar, pero es una asunto que estamos observando bien de cerca”, planteó el alcalde y médico de profesión.

Sobre el alza en casos confirmados, Irizarry Pabón atribuyó el panorama al contagioso poder de la variante Ómicron y al renovado interés de la población por las pruebas.

Suspensiones y seguimiento

En un intento por frenar el repunte, la administración municipal anunció la cancelación de la tradicional fiesta del Día de Reyes y la suspensión de las retretas dominicales frente al Parque de Bombas.

También decretó un receso administrativo que se extiende hasta el 12 de enero para gran parte de las oficinas municipales.

Según explicó, los empleados tendrán que someterse a pruebas diagnosticas de Covid los días 10 y 11 de enero, antes de retomar sus labores.

Entretanto, el alcalde indicó que ordenó al personal de la Oficina de Rastreo Municipal redoblar sus visitas y el seguimiento de casos identificados en comercios al detal, restaurantes y negocios nocturnos, ante temores de más brotes en esos lugares.

En ediciones recientes, La Perla del Sur ha reportado el aumento vertiginoso en casos positivos en comercios de la ciudad, sin que estos “brotes” se hayan comunicado a la ciudadanía que acude a ellos durante la temporada navideña.

“Hemos orientado a nuestro personal de salud y a la Policía Municipal para que pasen por esas áreas y hagan las debidas advertencias”, continuó Irizarry Pabón.

Sin restricciones adicionales… por ahora

Sin embargo, el alcalde descartó emitir órdenes ejecutivas con el fin de imponer restricciones adicionales a nivel municipal. Esto, aclaró, dependerá de cómo oscile la tasa de positividad en la ciudad.

“Hasta ahora, el por ciento de positividad de Ponce (22.4) no ha sido mayor al por ciento de positividad a nivel isla (33). Nos hemos mantenido por debajo, pero de ser necesario, no descartamos tomar otras medidas si nuestra positividad aumenta”, planteó.

“Pero controlar el Covid-19 no es meramente que el gobierno estatal y municipal ponga restricciones, sino que es un esfuerzo que también tiene que salir del núcleo familiar. Las familias tienen que tomar determinaciones y cuidarse. El control, a la larga, lo vamos a lograr si cada persona pone de su parte”, abundó.

Prudencia con las pruebas

Por otra parte, el alcalde hizo un llamado a la prudencia para garantizar la disponibilidad de pruebas diagnosticas de Covid para quienes las necesiten.

Desde el pasado 11 de diciembre se han realizado 28,294 pruebas de Covid en Ponce, incluyendo 6,683 moleculares y 21,611 de antígeno: casi el triple de las pruebas realizadas durante los 23 días previos.

“En una semana, hay personas que se han hecho la prueba tres y cuatro veces, lo cual es innecesario”, sostuvo Irizarry Pabón.

“Tanto el Departamento de Salud como el Municipio estamos recomendando que si cualquier persona tiene algún síntoma leve o moderado, debe acudir a hacerse la prueba. Pero no podemos tener personas sin síntomas haciéndose pruebas, día tras día, porque eso nos puede llevar a que en algún momento escaseen y aquellas personas que verdaderamente las necesiten no las tengan disponibles”, abundó.

Llamado a posponer clases

Por último, el alcalde hizo un llamado al Departamento de Educación y a las escuelas privadas para que ponderen posponer el inicio de clases a la luz del aumento en casos, particularmente en jóvenes de edad escolar.

De acuerdo al calendario oficial del Departamento de Educación, los maestros deben reportarse el lunes, 10 de enero, mientras que los estudiantes deben regresar el martes, 11 de enero. Al cierre de esta edición, el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia aún evaluaba el asunto.

El sistema público cuenta con una matrícula de 252 mil estudiantes.

Actualmente, la tasa de positividad en Ponce (22.4 por ciento) es cuatro veces mayor a la recomendación de menos de 5 por ciento para retomar clases presenciales. La tasa nacional (33 por ciento) excede más de seis veces ese escenario.

“Mi postura es que no se deben comenzar las clases hasta que tengamos un índice de positividad adecuado. Tenemos que bajar esa tasa y mientras sigamos con 22 por ciento, es muy alto”, dijo.

“Creo que se debe estudiar la situación al menos una semana adicional, tomando en cuenta la tasa de positividad. Mi recomendación es que por el momento, no se regrese al salón de clase”, agregó.