En riesgo de cierre el Centro de Diabetes para Puerto Rico por falta de fondos

Foto: Suministrada

Puerto Rico – El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Rubén Soto Rivera, reclamó al Gobierno la asignación de al menos $2,000,000 necesarios para continuar las operaciones del Centro de Diabetes para Puerto Rico (CDPR) y evitar su cierre ante la actual falta de fondos.

Por los pasados ocho años, el CDPR ha enfrentado serios retos económicos como consecuencia de los recortes considerables en las asignaciones presupuestarias, lo que ha limitado a la corporación pública en el cumplimiento de sus funciones dispuestas por la Ley Núm. 166-2000, según enmendada.

“Por falta de asignación de fondos ya han cesado de operar las Clínicas Dentales Ambulatorias, la Agenda Investigativa, los Programas de Prevención y Educación de Diabetes y el continuo desarrollo de nuevos programas educativos y preventivos”, denunció Soto Rivera.

Lamentablemente, ante tal panorama fiscal y de no asignarse los fondos adicionales que urgen, el CDPR tendrá que cerrar sus puertas el próximo 1 de julio, lo que dejará en aún mayor carencia en la prestación de servicios necesarios a las poblaciones desventajadas.

Pese a las múltiples gestiones, llamadas, correos electrónicos y tantas reuniones que se han sostenido en el pasado con el personal de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la Junta de Control Fiscal para atender esta situación, no se han visto frutos.

Actualmente, el CDPR cuenta apenas con 4 médicos endocrinólogos a tiempo parcial, 1 oftalmólogo retinólogo a tiempo parcial, 1 enfermera, 1 nutricionista y 1 fisiólogo para atender entre 5,000 y 7,000 pacientes anualmente. Estos profesionales de la salud trabajan al máximo de su capacidad, pero no dan abasto para satisfacer la necesidad real de la población prediabética y diabética del país.

En el presente, aproximadamente 437,700 puertorriqueños mayores de 18 años padecen de diabetes y se estima que unos 904,232 puertorriqueños son prediabéticos. Así las cosas, urge un incremento de al menos $2,000,000 para que el CDPR pueda continuar su plan de trabajo y servicios médicos multidisciplinarios para satisfacer la apremiante necesidad de las poblaciones prediabéticas y diabéticas del país.