En promedio: el Covid ya cobra la vida de 12 personas al día en Puerto Rico

El número de personas fallecidas en Puerto Rico a consecuencia del Covid-19 podría rebasar la cifra 3,700 antes de que se logre vacunar al 70 por ciento de la población.

Fotos archivo

El número de personas fallecidas en Puerto Rico a consecuencia del Covid-19 podría rebasar la cifra 3,700 antes de que se logre vacunar al 70 por ciento de la población, una meta trazada para el verano del 2021.

Esto, de continuar el ritmo de muertes registradas solo durante el pasado mes de diciembre, considerado ya el más letal en la isla desde que comenzó la emergencia de salud.

A lo largo de sus 31 días, 377 decesos fueron adjudicados al virus, según estadísticas oficiales del Departamento de Salud, una tendencia que coincide con el despunte vertiginoso de diagnósticos confirmados: 20,318 nuevos casos en el mes o un promedio de 655 por día.

Crónica anunciada

Las cifras validan las proyecciones de epidemiólogos y salubristas, quienes por meses advirtieron que los procesos eleccionarios, la flexibilización de las medidas de prevención y la aglomeración de personas durante el periodo navideño resultarían en un alza exponencial de contagios.

“Que podamos llegar al punto de tener casi 4 mil muertes es alarmante, pero sospechamos que el número real pudiera llegar a ser mucho más”, afirmó la epidemióloga y catedrática del Recinto de Ciencias Médicas, Cruz María Nazario Delgado.

A juicio de la experta, las cifras reportadas podrían haber sido intencionalmente minimizadas. Según explicó, durante la ultima semana de diciembre ocurrió una reducción notable en el número de pruebas moleculares administradas -más de 50 por ciento-, en comparación con semanas anteriores.

“Todo apunta a que los casos van a seguir aumentando, pero si no se hacen suficientes pruebas, van a pasar desapercibidas. Esa es la estrategia que muchas veces han utilizado los gobiernos para esconder la información real”, continuó Nazario Delgado.

“Acuérdate de los 64 muertos después del huracán María. Ese fue un intento evidente para esconder una realidad, en donde todos los sistemas gubernamentales y privados fallaron. La gente no se murió por el viento o por las lluvias, murieron por la falta de servicios esenciales después del huracán”, planteó.

“Aquí estuvimos un montón de semanas encerrados para que el gobierno tuviera la oportunidad de preparar su respuesta y no se hizo nada. Ahora tenemos un aumento grande de casos y eso es aún cuando se hacen menos pruebas”, denunció.

Nazario Delgado además se unió al coro de críticas sobre el acto protocolar de juramentación del nuevo gobernador Pedro Pierluisi Urrutia, que el pasado domingo aglomeró a sobre 400 invitados. El evento fue justificado por el ahora exsecretario de Salud, Lorenzo González, quien indicó que los asistentes eran “personas educadas y conscientes”.

“Eso demuestra racismo y clasismo de parte de esta persona que -alegadamente- estuvo manejando el Departamento de Salud, pero que vimos que fue un desastre”, sentenció la epidemióloga.

“¿Con qué cara el gobierno le reclama a la gente que no se junte, cuando hemos visto las caravanas políticas y ahora esta actividad de juramentación? El pueblo va a tener que ser más responsable que su gobierno”, puntualizó.

Se aleja la inmunidad de grupo

Por otra parte, la meta anunciada por el Gobierno de Puerto Rico para lograr durante este verano la inmunidad de manada mediante la vacunación de 70 por ciento de la población parece apartarse, toda vez que el proceso avanza a menor ritmo de lo esperado.

El pasado 18 de diciembre, la subsecretaria del Departamento de Salud, Iris Cardona, informó que en la isla se están recibiendo 21,400 dosis semanales de la vacuna elaborada por la farmacéutica Pfizer.

Estas se suman a otras 21 mil vacunas de la empresa Moderna, que desde hace dos semanas también han llegado al país, para un total estimado de 42,400 vacunas semanales.

A este ritmo, Puerto Rico recibiría cerca de 1.1 millones de vacunas al primero de julio, lo que permitiría administrar las dos dosis necesarias a 550 mil personas, poco más de una sexta parte de la población.

Sin embargo, la situación podría complicarse más.

En días recientes, el principal experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, adelantó que el porcentaje total de personas que se necesitaría vacunar para alcanzar la inmunidad de rebaño podría ser mayor a lo anticipado, superando incluso el 85 por ciento.

“Si nosotros necesitamos que el 85 por ciento de la población esté vacunada para alcanzar esa inmunidad, necesitaríamos tener 2,550,000 puertorriqueños vacunados. Eso requerirá 5.1 millones de dosis”, explicó Nazario Delgado.

“Si continuamos recibiendo entre 30 mil a 40 mil vacunas por semana, tardaría hasta verano del año 2023 llegar al 85 por ciento de la población. Para ese momento, posiblemente el virus ya se haya disipado”, agregó.

Al cierre de esta edición, el número total de muertes atribuidas al COVID-19 sumaba 1,555, mientras que el total de diagnósticos confirmados era 73,957. (Fotos archivo)